HOLA, SOY LA NUEVA. (haciendo mi elevator pitch)

Hola. Soy la nueva. No es la primera vez.  He sido la nueva muchas veces.  La primera creo que fue la peor. Todos me miraban, y no me prestaban sus cosas. Yo sólo quería verla a ella, preguntarle cómo actuar. Esa cara que me aportaba confianza. Pero no estaba. Y allí seguía yo. Sola. La nueva.

Más adelante, cuando ya habíamos conectado, llegó otra. En ese momento la nueva era ella. Y me sentí algo aliviada. Ya me habían sustituido y yo ya tenía todo organizado: a este para esto, aquí para esto otro…Todo era familiar.

Pero pasaron los años, y de nuevo estaba ahí, con el cartel puesto. El cartel imaginario que decía “Soy la nueva otra vez”. La que no conocía a nadie y ni siquiera sabía dónde estaba la cafetería. Tampoco tenía a quien preguntar. No pasa nada, la sensación de pánico ya es una vieja amiga y sé que pasará. Con el tiempo llegará alguien y me sustituirá.

Y antes de que pueda reponerme, soy la nueva otra vez. Aquí el cambio de escenario ya es brutal, y se junta todo lo anterior. No conozco a nadie, ni siquiera hablan mi idioma. Echo de menos a mi madre, esa cara conocida. A mis compañeros del colegio, esos que no me prestaban sus cosas al principio. A la nueva que llegó en 8º y yo ayudé a integrarse. A mis compañeros de facultad en la nueva ciudad….Aquí ni siquiera podía preguntar dónde se compraba el pan o cómo llegar a mi nuevo trabajo, donde, por supuesto, yo era la nueva.

Esto es el principio de la historia que yo había creado para hacer mi presentación en el taller sobre comunicación y presentación de proyectos al que fui hace unos días al Campus Google. Un taller de más de 2 horas, estupendo, dirigido a mujeres e impartido por Carlos Salas, un enorme descubrimiento.

Pero no me atreví a salir a presentarlo….ya sabéis, eso de ser la nueva….

Y esto es una contradicción, porque si eres la nueva, lo que tienes que hacer es presentarte. Contar qué haces, qué quieres hacer, a dónde quieres llegar. Y conectar con aquellos a los que te diriges, porque quizá sea la única vez que puedas hablar con ellos…el concepto del viaje en ascensor.

elevator-495231_1920

Yo debería haberme atrevido, subirme al escenario y contar mi historia, que seguía así:

Ser la nueva en la vida real es complicado, porque no puedes “esconderte” tras tus avatares. Pero también te permite conocer y poner caras.

Cuando he sido la nueva siempre he intentado buscar mi referente. Esa cara sonriente al fondo de la sala. Mi sitio. Y siempre me vienen a la cabeza series de tv que me han gustado, como Cheers, Friends o Cómo conocí a vuestra madre. Había actores guapos, pensaréis,…bueno en Cheers no muchos, la verdad. Pero sí es cierto que hay un punto común a las 3 series y es en lo que me apoyo: la mayor parte de la acción de cada capítulo, si no toda, se desarrolla en un lugar concreto: la cafetería. Los protagonistas acuden a un mismo lugar donde van a encontrar a sus amigos, conocidos, sus consejos, sus risa….es su círculo de confianza.

Aquí estamos en un café, por algo será…(estábamos en el Campus café)

He sido la nueva muchas veces, y aunque al principio me da mucha vergüenza, me puede más la intriga de ver a quién conozco y qué cosas aprendo. Ser la nueva te facilita contactar y conectar con muchas personas diferentes. 

Pero tiene un lado que me ha costado siempre afrontar: la parte de no tener referentes, no saber a quién pedir consejo sobre dónde ir, a quién recurrir….

Pues bien, cuando comienzas tu andadura emprendedora, cuando de repente eres el nuevo en esto, pasa lo mismo: si tienes que contratar a este o aquel proveedor, quieres saber con quién ha trabajado. Si quieres una web, que no te tomen el pelo. Y si necesitas un catering, por las fotos no vas a saber si está o no rico, ¿verdad? Pues esta es la base del proyecto que he comenzado hace un mes, eso es the STONE & the SOUP: una cafetería virtual, dirigida a emprendedores, en la que se recomiendan en primera persona determinados servicios y productos de confianza, contados por sus creadores, trasmitiendo sus valores y su pasión. Ellos son los mejores comerciales de su propio producto. Además, al igual que en Central Perk había unos personajes que siempre estaban allí, aquí tenemos también a la clientela habitual; aquel que te ayuda dando consejos, el experto que sabe de lo que habla y tiene una probada experiencia en su campo.

Y para rematar, como lo más fiable es aquello que sale natural,  por recomendación y con afán de colaborar, proponemos que the STONE & the SOUP se convierta en una plataforma de colaboración entre todos, de intercambio de talento, en el que unos ofrecen sus propias habilidades a cambio de las de otros.

Habría sido algo así, y habría seguido algunas de las pautas que nos dio Carlos Salas en su intervención sobre formas de hacer tu elevator pitch:

elevator-990252_1920.jpg

  • Conectar con tu público mediante una historia que intrigue, que enganche.
  • Conectar haciendo que sientan empatía, que se sientan identificados.
  • Utilizar el recurso de la caja misteriosa.
  • Comenzar con preguntas.
  • Sonreír y transmitir tu pasión y entusiasmo.
  • Hacerlo en menos de 1 minuto….esto lo veo tan tan complicado….

Antes de todo esto, hay que plantearse cosas como a quién te estás dirigiendo, qué quieres transmitir, la imagen que quieres dar. Muchas cosas diferentes en un minuto….todo un reto.

La verdad es que fue muy interesante. Enormemente divertido. Esclarecedor. Diferente. Y sí, me sentí la nueva al principio, pero resultó que había muchas nuevas. Gente con la que podías fácilmente conectar. De hecho, en un determinado momento nos tuvimos que poner en equipos y hacer un ejercicio juntas. Las nuevas.  Y funcionó.

Pero volviendo al principio, yo cometí un gran fallo: olvidé la parte positiva de ser la nueva y no me atreví.  Bueno, aprender es algo estupendo. Y estaba aprendiendo. Todo esto que os he contado lo he aprendido siendo la nueva. Y ahora soy la nueva aquí, emprendiendo con the STONE & the SOUP

road-sign-798177_1920.jpg

Mi elevator pitch está en proceso….otro día lo grabo (si me atrevo) y os dejo opinar….¿Qué os parece? ¿Vosotros lo habéis hecho alguna vez? ¿Os animáis a compartirlo con nosotros?

12 thoughts on “HOLA, SOY LA NUEVA. (haciendo mi elevator pitch)

  1. Mira que te lo he dicho… como anillo al dedo. Yo también soy la nueva en este momento. Y mira que me cuesta esto del elevator pitch, y de dar el paso y presentarme y decir “hola! soy la nueva, y esto es lo que hago”. ¿Y en un minuto? imposible! Me siento pequeña, pero hay que atreverse, hay que dar ese paso adelante y no quedarse en un rincón, porque si no te atreves, quien sabe la de cosas que puedes perderte! la de gente interesante de la que aprender y de la que inspirarte!
    Un besazo y gracias por inspirarme siempre Paula! deseando ver ese vídeo!

    Me gusta

  2. Me pareces una nueva fantástica, porque también está el otro lado,¿como será la nueva?
    Que pena que no te atrevieses porque tu elevator pitch es magnífico, un besazo

    Me gusta

  3. Me ha gustado mucho el post. Enhorabuena Paula!. La verdad es que aunque he sido la nueva unas cuantas veces, siempre ha sido en la misma empresa, así que jugaba con algo de ventaja. Juego… porque acabo de llegar a un nuevo área hace solo unos días. Cómo me siento? pues como llego siendo responsable de unas cuantas personas, lo primero que quiero hacer es conocerles a todos. Preguntarles por sus inquietudes, sus preocupaciones, sus intereses… Y de momento me están recibiendo muy bien!!

    Las otras veces… ha habido de todo. Lo peor fue a la vuelta de la baja de maternidad. Entré en un área donde tenía que ganarme la confianza de mis nuevos responsables. Yo quería demostrar que podía, que servía, y me daba miedo preguntar cosas por si pensaban que no estaba a la altura… Con el tiempo he aprendido que preguntar, mostrar nuestra vulnerabilidad no es nada malo. Descubres que a veces el que tienes enfrente tampoco sabe… en cambio tú sí has tenido la valentía de preguntar… y él no… Cosas que una aprende… ya ves.

    En alguno de los comentarios he leído “me siento pequeña”… pues yo digo que nada de eso! Habrá cosas que no sepamos cuando llegamos de nuevas, pero siempre, siempre, tenemos algo que aportar. Y eso nos hará grandes. Así que cabeza bien alta, hombros hacia atrás y a comerse el mundo ¡QUE AQUÍ LLEGAN LAS NUEVAS!!!

    Besos
    Regina (:-)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s