LA CLAVE DE LAS BUENAS FOTOS: LA MIRADA

Muchos ya la conocéis: Paula, la Sra. Bicho en su blog, que cada semana nos sorprende con sus reflexiones, recetas y, sobre todo, con sus fotos. Yo comparto con ella muchas cosas, desde el nombre, a la ciudad de origen. Y nos conocemos desde hace muuuuuuuucho. Y eso hace que la admire todavía más.

Creo que en muchos casos, un proyecto muy bueno puede no funcionar por la imagen que transmite. Las fotos que utilizamos no son las adecuadas muchas veces. Sí, tenemos los bancos de imágenes, pero visto uno, vistos todos. Sobre todo cuando estamos empezando y no disponemos de una enorme caja de caudales. Así que pensamos “voy a hacer unas fotos, y así más personal” . Bravo. Pero no sé vosotros, yo soy una fotógrafa nefasta. Y siempre pienso hacer algún curso. Lo que ocurre es que ese propósito, como muchos otros, termina en la lista interminable de cosas por hacer. No me decido, me parecen algunos muy caros y otros demasiado baratos. No tengo una buena cámara….Sólo quiero saber por donde empezar para poder hacer algo mejor con mi móvil.

Pues eso intentará Paula: darnos unas claves, explicando cuáles son los puntos básicos e imprescindibles para conseguir buenas fotos. Claves, sí, porque hay productos que si no se  muestran en buenas fotos y tu idea es vender online…no digo más.

By Paula Dopico

Hoy os voy a hablar de la FOTOGRAFÍA con mayúsculas pero desde la óptica de una fotógrafa aficionada, no te voy a hablar ni de técnica, ni de equipos, ni de reglas. Ya, ya sé que lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en buenos fotógrafos son equipos carísimos y años de formación, pero yo hoy de lo que quiero hablaros es de lo que es para mí lo fundamental a la hora de hacer buenas fotografías: LA FORMA de MIRAR.

Fíjate, generalmente las fotografías que más nos gustan, da igual que sea un plato de comida, el interior de una vivienda o un retrato de un niño, tienen un denominador común: son capaces de contarnos una historia y esa mirada, esa forma de contar, es la propia del fotógrafo, independiente de la calidad de la cámara que posea, de hecho hay grandes fotografías hechas con la cámara del teléfono móvil. Cada uno tenemos nuestra propia forma de ver las cosas y eso es lo que hay que intentar plasmar en tus fotos, tu mirada.

TS&S 001.jpg

¿A que os parece que os habéis colado en mi desayuno?

No debemos olvidar que la mayoría de las fotos que querremos volver a mirar con el tiempo son fotos familiares, fotos de nuestras cosas, fotos que cuando las repasemos nos recuerden la historia de ese día, de ese momento desde tu propio punto de vista.

Ya sé lo que me vas a preguntar a continuación: y ¿eso cómo se hace? Qué no cunda el pánico, lo bueno que tiene esto es que a mirar se aprende.

Podemos educar nuestra forma de mirar. Yo hago fotos prácticamente todos los días, empecé haciendo fotos churros, eso sí con la cámara réflex y en modo manual, pero fotos que no decían nada, encuadres torcidos, fotos demasiado cerca o con elementos que molestaban. A base de practicar y hacer fotos y más fotos, he acabado teniendo mi propia forma de mirar, ni mejor ni peor la mía propia y creo que he conseguido que mis fotos digan algo.

¿Qué donut te comerías primero?

Uno de los errores que cometemos cuando hacemos fotos, es que generalmente tenemos mucha prisa en captar ese momento, en fotografiar ese plato que acabamos de preparar, esa sonrisa de nuestro bebe… y con la prisa nos olvidamos de mirar a través del objetivo, vemos pero no miramos.

– MIRA

Pero mira sin prisa. Tómate tu tiempo y mira bien lo que estás fotografiando, así podrás decidir qué es lo principal que quieres fotografiar y decidir el encuadre.

Piensa en lo que quieres que salga en la foto y que vas a dejar fuera, a veces es tan importante lo que no enseñamos como lo que aparece en la foto. Aquí quería enfatizar el hecho de leer y los libros, por lo que dejé la figura en segundo plano,  para dar importancia a ese rincón donde perderse en los libros.

Piensa si es mejor que dispares en vertical o en horizontal.

TS&S 006.jpg

En esta foto lo importante es el rato de charla, complicidad y relax

TS&S 007.jpg

En cambio en esta el disparo vertical remarca la cuesta y la estrechez de la calle.

Fíjate si hay alguien en el plano que te molesta: un fondo feo, una papelera, una señal, si es un paisaje si quieres que salga gente o es mejor esperar un ratito a que este vacío,  si hay migas feas o salpicaduras en el plato que has preparado. Corrige todo eso antes de disparar.

SONY DSC

En esta foto hay migas que distraen y molestan.

Haz pruebas, acércate, aléjate, hazla horizontal, vertical, cambia la perspectiva, desde arriba, desde abajo, y cuando decidas lo que quieres, dispara.

Ahora las cámaras digitales nos permiten hacer mil fotos, eso no significa que dispares al tuntún, que después tendrás que editarlas y descartarlas, sino que te permite probar diferentes opciones para que veas la diferencia entre unas y otras y después descartar las que menos te gusten.

Se ve mucho más apetitoso el plano cenital de la fotografía de la izquierda que la de la derecha.

– APRENDE A CONTROLAR LA LUZ y EL COLOR

Toda la magia de la fotografía reside en captar una buena luz y sacar partido al color.

Captar una buena luz no significa que necesites toneladas de luz, sino que sepas como dirigirla, cómo aprovechar la luz que tienes para que te ayude.

Si vas a hacer fotos en casa para tu blog de cocina, o para tu tienda busca cual es la habitación que tiene mejor luz y móntate ahí tu estudio. En mi casa anterior hacía muchas de mis fotos en el tendedero, que era la habitación que tenía mejor iluminación de toda la casa, poniendo fondos sobre la lavadora.

TS&S 011.jpg

Esta foto del bundt cake de vainilla la hice corriendo en cinco minutos antes de que se pusiese el sol, aprovechando la luz cálida  y suave del atardecer, cualquiera diría que debajo está la lavadora ¿verdad?.

TS&S 012.jpg

Yo siempre hago mis fotos con luz natural, no sé utilizar el flash ni la luz artificial, así que lo que he hecho es estudiar muy bien cuáles son las horas adecuadas para hacer fotos en casa según el “ambiente” que quiera crear.

Aprender a jugar con la luz es muy importante para ayudarte a contar historias con tus fotos.

La luz aunque no lo notes te pone en situación, no produce el mismo efecto la luz del atardecer, como hemos visto antes, que crea un ambiente decadente y melancólico, que la luz del mediodía que es mucho más alegre y viva. Cada una tiene su encanto y depende de lo que vayas a fotografiar te interesará sacarle partido a una u otra.

TS&S 013.jpg

Con las fotos personales pasa lo mismo. Mirad estos dos momentos de playa, son totalmente diferentes, un día radiante de sol o una tarde de paseo en invierno. Cada momento nos pone en una situación distinta, por lo que habrá que aprovechar la luz de manera diferente. La luz de mediodía crea sombras muy marcadas y contraluces muy fuertes, nos da sensación de calor, de juego, de vacaciones… mientras la luz del atardecer es ideal para remarcar esa sensación de melancolía.

La otra clave primordial es el color. Lo primero que nuestro ojo percibe es el color, antes que la forma o el tamaño. En las fotografías gastronómicas es muy importante resaltar el color porque es el instrumento que tenemos para hacer nuestras fotografías más apetecibles, esa sensación de comer con los ojos nos la proporciona el color. Si estamos hablando de fotografía de producto el color se lo podemos añadir con elementos externos y nos servirá para homogeneizar una gama o para contrastar, podemos ayudarnos de un ingrediente, la vajilla, una flor…

TS&S 016.jpg

Aquí los tonos elegidos son suaves, tonos en las gamas de los rosas y los cremas para dar todo el protagonismo a la receta, en este caso acompañan sin restar protagonismo.

TS&S 017.jpg

En este otro caso el paño de cocina, la silla, las galletas y las pajitas de papel rompen el contraste blanco-negro dando una nota colorida al conjunto.

En las fotos personales es fácil añadir color, jugar con la ropa, con los paisajes o los fondos para dar fuerza a las imágenes.

Tan fácil como poner el foco de la foto en el robot amarillo al que están mirando para romper la simetría del resto de colores.

Entender estos dos “misterios” te va a ayudar enormemente a mejorar tus fotos.

– JUEGA

Una manera de mejorar y de educar la mirada es hacer retos fotográficos, Instagram es una mina para eso, puedes seguir mil perfiles de retos muy interesantes que te ayudaran abrir tu mente y a explorar tu propia creatividad. Además una buena manera de educar el ojo fotográfico es ver el trabajo de otros fotógrafos.

Hello! Creatividad, JJ Community, Mejorconcafe o Retoclick plantean diferentes retos, mensuales, diarios o semanales, una manera perfecta de estimular tu creatividad y de perderle miedo a la cámara.

Si tienes una cámara réflex léete bien el manual. No hay nada más triste que comprarte una cámara buenísima y hacer fotos en automático, sal de tu zona de confort y dispara en modo manual. Léete el manual de la cámara, prueba para que sirve cada botón, cada función, que tengas claro para que sirve cada cosa es importante para que puedas exprimir tu cámara al máximo. Las cámaras de ahora tienen mil funciones, mil posibilidades que te ayudarán a hacer mejores fotos, pero si no sabes dónde está cada cosa no podrás aprovecharla, así que léete el manual y lánzate. Verás cómo a base de practicar tus fotos mejoran. Aunque ahora mismo no hace falta que vayas todo el día cargando con la cámara réflex, puedes hacer muy buenas fotos simplemente con tu teléfono móvil, lo importante es practicar.

– APRENDE y FÓRMATE

Si de verdad te gusta y te apetece o necesitas hacer mejores fotos, yo te recomiendo que inviertas en formación. Hoy en día hay muchísimas escuelas y muy buenas online, dependiendo del nivel que tengas y de lo que necesites te permiten formarte a tu ritmo y desde casa.

Yo voy a ser muy sincera contigo, he hecho muchísimos cursos para mejorar mis fotos, tengo una formación de lo más heterodoxa y me falta mucha técnica, pero en todos los cursos que he hecho he aprendido cosas, he ido rellenando lagunas y soltándome con la cámara.

Date un paseo por cualquier blog que te guste y si navegas un poco hacia los comienzos verás cómo las fotos no siempre han sido iguales, hasta los mejores han tenido un pasado.

Hoy en día tenemos la suerte de contar con un montón de recursos gratuitos en internet. Las chicas de Hello! Creatividad, por ejemplo, publican en su blog recursos fotográficos con asiduidad de la mano de sus fantásticos profesores, aprovéchate de esos recursos.

TS&S 021.jpg

Y sobre todo, disfruta haciendo fotos, no te obsesiones,  a veces la mejor foto es la que técnicamente es horrible, pero a ti te lo dice todo.

8 thoughts on “LA CLAVE DE LAS BUENAS FOTOS: LA MIRADA

  1. Me ha encantado.Me gustaría hacer fotos tan bonitas.Después de este post le dedicare mas tiempo. Siempre hago unas fotos horrorosas.Gracias paula por dejarnos aprender :)😀😊

    Me gusta

  2. La mañana de Reyes de 2015 en el salón había una réflex de Nikon. Me había propuesto aprender a hacer fotos y hacer auténticos reportajes de nuestros viajes. Aún no he hecho ni los cursos gratuitos que nos daban por comprar la cámara!!! Este año he empezado a hacer fotos para un perfil de instagram(@amodemidestino) en el que dejo algunas reflexiones.
    Tu post me ha animado a seguir intentando hacer buenas fotos, sin la presión de hacer cursos… Releeré el artículo para quedarme con esas ideas claves.

    De nuevo, como en la cocina, si se hace con amor, sale mejor.

    Un beso enorme para las dos Paulas!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s