PANGEA O CÓMO CAMBIAR LAS COSAS

Desde hace un par de semanas tengo tarjetas de visita. Son preciosas, y además he sentido la ilusión de la principiante: las recibí y no dejaba de mirarlas con una sonrisa boba. Me parecía que este proyecto era más real por tenerlas. tarjetas.PNG

Entre otras informaciones de contacto, como veis hay tres palabras que no he querido dejar de mencionar:

  • CONTACTOS
  • COLABORACIONES
  • SINERGIAS

Porque estas son las claves de este proyecto. Poner en contacto a gente que quiere colaborar y, así, conseguir que se alcance un objetivo mayor que el que se conseguiría individualmente. Y todo ello aprovechando las ventajas que ofrece una ventana al mundo tan enorme como son las redes sociales.

Este fin de semana estaba pensando que me apetecía hablar sobre esto, y buscaba alguna lectura que me inspirase al respecto. Pero domingo por la mañana y nada…Hasta que me puse a ojear una revista de estas que te regalan con el periódico y lo vi claro. Un artículo sobre algo que se llama CLUB DE PANGEA y que hablaba de una organización creada por jóvenes que quieren cambiar las cosas. Jóvenes de verdad…vaya, pequeños. Porque estamos hablando de personas de entre 16 y 25 años. Ya me pilla un poco mayor, pero me dejó admirada.

Esta generación, que muchos llaman “perdida” o de los “millenials”, a mí me resulta desconocida en gran medida, por lo lejos que la veo de la mía propia. Pero, como en todas las generaciones, surgen personas que se preocupan de buscar una manera de cambiar aquello que no es bueno, o no es justo, y trabajan para ello. #MAKEYOUHAPPEN

pangea 3

¿QUÉ TIENE QUE VER ESTO CON the STONE & the SOUP? No, yo no soy “tan joven”. De hecho, los participantes en este evento o en Club de Pangea seguramente se dirigirían a mí como “señora”, y a pesar del apelativo, no les guardaría rencor. Pero sí me dan mucha envidia. Porque lo tienen claro. Y porque quiero aprender de ellos.

A muchos les puede sonar a idealismo de juventud, pero los grandes impactos, los hitos que de verdad han marcado la historia, estuvieron encabezados por personas que, en determinados momentos, fueron tachadas de locas, idealistas o utópicas. La lección: creer en uno mismo y creer en que es posible. Creer que no existe lo imposible.

Publicaron un libro en el que 7 de estos jóvenes plasmaron sus proyectos, inquietudes e historias inspiradoras, y uno de ellos es Tomás Alvarez Belón. Quizá te suene, es uno de los protagonistas reales de la historia que inspiró la película Lo Imposible. Una de sus enseñanzas o reflexiones tras haber vivido el tsunami, y que le motivan para pertenecer al Club de Pangea es esto que escribe:

Imagina que (….)todas las personas que dejan a un lado sus sueños supiesen que decir “lo haré cuando sea mayor” o “lo haré cuando tenga una mayor estabilidad financiera” puede costarles la felicidad durante toda su vida. 

               Tomás Álvarez Belón- Pangea

Es cierto que siempre nos buscamos excusas, algunas muy reales, pero otras no tanto, para no dar los pasos necesarios para cambiar aquello que no nos gusta. Puede que en este preciso momento no tengamos las herramientas o los medios necesarios para cambiar eso que nos impide dar el paso, pero nadie dijo que fuese fácil. Y, sobre todo, nadie dijo que tengamos que hacerlo solos. 

PANGEA 6.PNG

Y aquí volvemos al Club de Pangea y a Tomás, porque en su sección del libro nos habla de que no somos tan especiales, o, quizá, es al revés, y nuestra especialidad reside en ver lo especiales y personales que son esos lugares comunes.

“La mayoría de las personas compartimos una serie de dilemas que nos acompañan a medida que tomamos decisiones clave en nuestras vidas. Por ejemplo, todos debemos averiguar cómo equilibrar el ser felices y,  a la vez, ayudar a otras personas para ellas tambiñen lo sean: o también cómo maximizar nuestra libertad individual y, a la vez, participar en un proyecto cohesivo para dejar un mundo mejor”  Tomás Álvarez Belón- Pangea

Esto sería mi sueño: considerar que he triunfado al haber logrado decir “soy feliz”, y esa felicidad sería completa cuando estuviese convencida de haber colaborado a  felicidad de otras personas. ¿Utopía? No lo creo. Creo que es algo real. Y que no se trata de otra cosa que de ser fiel a unos valores.  En el Club de Pangea lo que buscan es hacerlo desde el punto de empoderar a los jóvenes, dándoles fuerza y herramientas para convertirse en los nuevos líderes responsables. Y una de las principales herramientas, en este mundo globalizado en el que vivimos, es internet. La inmediatez y velocidad de las cosas, de las comunicaciones y los vínculos que este fenómeno crea deben verse como algo positivo y, a la vez, como una poderosa herramienta.

En el epílogo, Tomás dice algo que resume unas ideas en las que creo de verdad. Dice así: “Los autores de este libro no compartimos la misma ideología política, económica ni social. De hecho, venimos de mundos completamente diferentes. Si te soy honesto, parte de lo que nos juntó en un principio fue una gran dosis de suerte: coincidimos en en el lugar y el tiempo adecuados: pero de eso trata la vida, ¿no?.”  Tomás Álvarez Belón- Pangea

Y si ellos, “unos niños casi” lo ven así y lo tienen claro, ¿por qué muchos de nosotros tardamos en actuar y lo dejamos para “cuando seamos mayores”? Nunca es tarde. Siempre podemos empezar a buscar nuestro lugar y a trabajar por él, para que sea mejor y pertenezca a un mundo mejor.

En la vida hay que cultivar amistades que, al crearse, produzcan un efecto parecido al de la fusión nuclear: la unión de varios átomos libera cantidades extraordinarias de energía que se pueden cosechar y canalizar para alcanzar objetivos con los que antes ni siquiera se habría soñado”  Tomás Álvarez Belón- Pangea

Yo quiero desde aquí contribuir con mi granito de arena, ser una de las piezas de ese puzzle enorme que podemos hacer ente todos: provocar esa fusión atómica, en la que los átomos seamos los que nos juntamos aquí a diario para tomar café y compartir nuestros proyectos, colaborar entre nosotros para ser felices y contribuir así a la felicidad de otros, crear esas energías que se producen cuando se cultivan amistades en las que la suma es mucho mayor que las partes….eso que se llama sinergia.  

PicsArt_04-09-10.36.18.jpg

Y tú, ¿estás preparado también para formar parte de esto?

 

 

 

4 thoughts on “PANGEA O CÓMO CAMBIAR LAS COSAS

  1. Y no te imaginas lo que me alegra, el pensar, que tú has pasado a formar parte, en mayor o menor medida, de mi círculo de amistades para alcanzar lo que deseo antes de que sea demasiado tarde.

    Me ha gustado mucho el post.

    Un abrazo y hablamos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s