WAVE8: la ola que que provocamos juntos

Pues otra vez a vueltas con el asunto de ¿Qué quiero hacer con mi vida?. Y una de las personas que ha descubierto lo que quiere, y ahora quiere intentar ayudarnos a hacerlo a lo demás, es Regina. Nos conocimos en la puerta de un evento de Malasmadres, al menos de manera tradicional. Porque hablando llevábamos mucho tiempo por las redes. Esto del mundo moderno es lo que tiene, que el networking online suele terminar convirtiéndose en offline y es una sorpresa maravillosa.

Pero basta de rollos sentimentales, os dejo que ella misma se presente.

2018-09-20-Socios Wave8-001Regina.jpg

NOMBRE: Regina Estévez

ZONA GEOGRÁFICA: global

SECTOR: autodescubrimiento

¿Que quién soy? Soy Regina, una viguesa afincada en Madrid, apasionada por aprender, por descubrir cosas nuevas y además por compartir con los demás todo lo que pueda. Me he dado cuenta en los últimos tiempos de que tengo la mente muy abierta, intento no juzgar los diferentes puntos de vista y estoy siempre dispuesta a encontrar otras perspectivas, a conocer historias diferentes y a enriquecerme con lo que otros me puedan aportar.

Soy madre de 3 hijos, uno de 7 años, el segundo de casi 2 y el tercero, la niña, a unas semanas de nacer. (esto ya ha cambiado desde que me envió el email, jejejeje). Desde hace 15 años trabajo en una multinacional, los últimos 10 años en puestos de gerencia. Y desde 2015, soy executive coach por la Escuela Europea de Coaching.

Desde siempre he tenido una gran inquietud por ayudar a los demás, por escucharles, por aportarles algo (es algo que he descubierto siendo ya mayor…). Cuando en 2015 me formé como coach, descubrí que ese era un camino en el que podía desarrollar esa inquietud, pero aunque iba haciendo cosillas (procesos de coaching particulares, alguna formación…) no acababa de ver el modo de lanzarme exclusivamente a eso.

Cuéntanos cómo ha sido la llegada de este “cuarto hijo”

Hace algo más de un año, asistí a un programa de Autoliderazgo por el que pasan todos los directivos de mi empresa. Por algún motivo yo no había podido hacerlo antes, y esa fue mi oportunidad. Fueron 3 días de autodescubrimiento, de eliminar excusas, de encontrar fuerzas para avanzar en lo que yo quería, en definir bien qué es lo que quería. Salí de ese programa con el claro convencimiento de que me daba un plazo de 2 años para dedicarme al 100% al crecimiento personal.

Hablé con la persona que impartía ese programa, Regino Quirós (sí, casualidades de la vida, el primer Regino que conozco en mi vida…) y le dije que quería formar parte de eso. Se lo dije, la verdad, pensando en que fuese una palanca más en la que apoyarme para empezar a darle forma a mi proyecto, que aún no tenía claro cómo sería. Empecé a colaborar con él dentro de mi empresa, pasando a formar parte del equipo que junto a Regino imparte esos talleres. Todavía se siguen impartiendo. La magia que se produce ahí es increíble. Empecé a ver cómo los asistentes a cada convocatoria hacían un cambio en su vida después de regalarse 3 días de reflexión, 3 días de mirarse dentro, de sincerarse con uno mismo y de coger fuerzas para vivir la vida que de verdad querían vivir, sin excusas, creyéndose responsables y autores de sus vidas. ¡¡Es espectacular!! Unos salen con la idea de dar un cambio radical a su vida, la mayoría salen con ajustes pequeños que marcan una gran diferencia,… ¡¡todos salen agradeciendo la experiencia!!

P2240718.JPG

Fueron pasando los meses y Regino y yo fuimos hablando de lo que buscábamos cada uno. En las conversaciones se unieron Ángela y Julien, y los 4 teníamos una idea común de lo que queríamos hacer con nuestras vidas: “ayudar a las personas a desarrollar el camino de su propósito”, “crear movimientos de cambio que construyan una sociedad mejor”. Así que nos lanzamos y empezamos a trabajar en crear una marca, una empresa. Así nació Wave8. En la web Wave-8.com podéis ver el porqué de este nombre…

“ayudar a las personas a desarrollar el camino de su propósito”, “crear movimientos de cambio que construyan una sociedad mejor”

Sin abandonar mi puesto en consultoría mientras empezábamos a darle forma al proyecto, hemos estado dando continuidad a los programas en empresas que mis socios ya venían realizando, y hemos lanzado el primer programa para particulares. “El Camino del Héroe”. Este es un programa similar al que yo hice en su momento. En la versión que ahora tenemos es una tarde de viernes, sábado todo el día y la mañana del domingo. En febrero lanzamos la primera convocatoria y fue todo un éxito. Yo me siento feliz de poder dedicarme a esto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿El futuro? ¡¡Lo tengo claro!! Ahora estaré unos meses fuera de combate, porque tener un tercer hijo no es baladí… pero en cuanto la peque me lo permita, seguir de lleno con Wave8, y dejar la consultoría, que ya no está alineada con mi propósito de vida.

Wave8 existe para extender esa conciencia de propósito e impacto positivo. Nuestra causa es ayudar a las personas a descubrir quién realmente son y cuál es el propósito que les dará plenitud y construirá su legado.

_wave8_

¿Cuál dirías que ha sido el aspecto más complicado del proceso?

La mayor dificultad para mí ha sido encontrar “ese no sé qué” que a mí me gustase. Sentía una envidia tremenda por la gente que decía poder trabajar de lo que le gustaba. Yo terminé la carrera y empecé a trabajar, sin pensar en qué quería hacer con mi vida. Tuve suerte (¡lo busqué, claro!) de entrar en una empresa que me permitía aprender mucho, conocer a mucha gente y poder desarrollar una carrera profesional asumiendo responsabilidades con las que disfruté. Pero cuando nació mi primer hijo algo no encajaba. Sentía que me faltaba algo, y no tenía claro el qué… El Coaching se cruzó en mi vida y me permitió conocerme un poquito más, empezar a ver qué se me daba bien, qué cosas eran importantes para mí y cuales no… Fue un largo camino a recorrer, no fue algo inmediato.

Y encontraste tus respuestas. 

Una vez tuve clara la respuesta a la primera pregunta, “¿A QUÉ ME QUIERO DEDICAR EN ESTA VIDA?”: a ayudar a las personas a ser dueñas de su vida, a sentirse protagonistas de su historia, ahí llegó el momento de la otra gran pregunta “¿CÓMO LO HAGO?”. Ante ambas preguntas suele venir una reacción de frustración, de no encontrar respuestas, de encontrar solo excusas, motivos les llamamos… para convencernos de que “no podemos”, de que “no tenemos esa suerte”. Yo decidí darme el permiso de dejar la posibilidad abierta y estar atenta a todo lo que me pudiese acercar a eso que quería. Leer libros de desarrollo personal, ver muchas conferencias en internet, asistir a cursos,…

Siempre se dice que hay un punto de inflexión, un revulsivo que te hace estar alerta y receptivo a las cosas.  Seguramente, a lo largo de vida profesional, te habías cruzado con personas que podían haber encajado como lo hizo Regino (reconozco que lo del nombre puede interpretarse como una señal, pero no lo veo suficiente, jajajaja.  ¿Por qué ahora?

He de decir que empezar a asistir a las cenas en casa de Silvia, de Cenas Adivina (allá por 2016), me abrió la mente mucho. Descubrí mucha gente, muchas historias, en las que me inspiré. Ver maneras de dejar una multinacional, o de empezar un proyecto sin dejar tu trabajo, buscando el tiempo donde haga falta, pero sin renunciar a que surja la oportunidad. Creo que la clave está ahí, en creértelo, en soñarlo y empezar a darle forma. Yo empecé a darle forma a esta inquietud abriendo un blog a una semana de incorporarme de mi segunda baja de maternidad. Se llama cambiandodegafas.com. Ahí empecé a escribir reflexiones porque suponía un canal disponible para hacer llegar a la gente esos mensajes que de otro modo no conseguía hacer llegar. Sí, con un recién nacido en casa y otro de 6 años y volviendo al trabajo, abrí el blog. Se puede, cuando uno quiere, pero de verdad quiere, y le encuentra un sentido a lo que hace, entonces se encuentra la manera de hacerlo.

¿Y tus miedos? ¿O es que han desaparecido?

Otro miedo era el “¿qué dirán?”. Qué dirá mi pareja cuando le cuente que quiero dejar un trabajo estable, con un salario bueno, para lanzarme a esta aventura. Qué dirán mis padres, mi familia, que creen que estoy “bien posicionada”, qué dirán mis compañeros de trabajo… Al principio sí, todos dijeron muchas cosas, pero no me importaba. “Es mi vida, me repetía una y otra vez”, y estos meses en los que me han visto ilusionada, convencida, contando algo sólido, que tiene sentido…, han pasado a apoyarme sin condiciones.

Y ahora, ¿qué?

Ahora me siento feliz. Sé que nos espera mucho trabajo, pero por fin siento que estoy haciendo en la vida lo que quiero hacer y como lo quiero hacer. ¡¡Y el equipo que hemos formado está funcionando genial!! Por supuesto, rodearte de gente con la que estés alineado es fundamental. Creo que lanzarse uno solo es más complicado, pero también creo que no puede ser la excusa para no lanzarse.

Una frase que te defina

“Soy una persona alegre, apasionada, entregada a los demás y en continua necesidad de superación para ser la mejor versión de mi misma.”

El café, ¿cómo lo quieres?
Yo soy más de infusiones… Una de frutos rojos es siempre mi primera elección. Pero si hay un capuchino por medio, no le diré que no.

 

Pues Regina, desde Nápoles (donde hacen el mejor café del mundo) te espero con un capuccino, con mucha espuma, y deseando poder encontrar mi camino. Mientras tanto, os animo a todos a visitar la web de WAVE8, e intentar convertiros en vuestros propios héroes.

5 comentarios sobre “WAVE8: la ola que que provocamos juntos

  1. Hola, me ha encantado el post y me encantáis las dos, yo tuve que dejar mi trabajo a causa de una gran depresión y ahora estoy opositando y montando eventos o empezando en ese mundo, os espero a las dos en mis eventos, un beso

    Me gusta

  2. Me alegro muchísimo que te sientas plena y el trabajo que estáis haciendo. Me hubiera encantado podernos conocer más.
    Conocí a Regino en una sesión interna de departamento y la verdad no he tenido oportunidad de asistir al Programa de Autoliderazgo que había en la compañía. Lo que sí sé es que las personas empezaban de una manera y salían con otra forma de ver las cosas; y estoy segura que con Wave8 lo mismo pasa.

    Mi click fue en verano de 2014, cuando regresé del viaje de luna de miel. Estuvimos 25 días en Etiopía y de vuelta en el avión no paraba de preguntarme lo mismo: “Qué quiero hacer con mi vida? Sé que puedo aportar algo más que lo que ya estoy haciendo; me repetía”. Y ahí fue cuando nació el proyecto Aprende en positivo, muy alineado con vuestra visión, misión y valores. En 2015 encontré la manera de combinar el trabajo de la multinacional con mi proyecto personal. Lo mejor es que mi propósito laboral y personal es el mismo: “acompañar a las personas en su desarrollo integral”.

    Enhorabuena por todos los éxitos y ojalá encontremos la forma de colaborar en algún momento. Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s