COMUNICAR CON UN PROPÓSITO: MARÍA SATRÚSTEGUI

No estoy descubriendo la pólvora cuando hablo de comunicar con un propósito, ¿verdad? Toda comunicación tiene una intención, que es transmitir algo a otro. Pero la cosa cambia cuando ese propósito va más allá del propio de uno mismo, cuando se trata no sólo de comunicar, si no de PARA QUÉ lo haces.

Y en este PARA QUÉ es donde está la clave de lo que os quiero contar hoy.

Hacía meses que hablábamos por redes sociales. Nos dábamos likes a dolor, emoticonos sin piedad, y comentarios de ánimo o felicitación. A mí, personalmente, me fascinaba lo que veía en su perfil personal y, todavía más, lo que intuía en el profesional. Pero la distancia geográfica hacía que el día de mantener un charla distendida se antojase algo lejano. Hasta la semana pasada…Un mensaje, una propuesta de fecha, y ¡tachán! Todo organizado para comer y vernos.

¿Quedamos y nos vemos?  ¿Qué te apetece hacer? 

Me encantaría que me enseñases lo que hacéis en La Fundación….

Pues comemos allí y te enseño todo de primera mano.

Y listo.  Teníamos una cita.

¿QUIÉN ES MARÍA SATRÚSTEGUI?

IMG_8917

Yo os podría contar cosas, pero lo mejor es que os lo cuente ella.  Una persona que da un giro a su vida profesional con una intención clara: alinear sus valores personales y profesionales.  Y, lo mejor de todo, que lo consigue. ¿Envidia? Yo, muchísima. Y también admiración.

Mi reto es mirar atrás y sentirme orgullosa de que puse mi granito de arena.

María Satrústegui

Y esta es una parte de María. Pero la parte que aquí se deja entrever, se manifiesta en toda su amplitud cuando te lleva a visitar La Fundación: es capaz de comunicar muy eficazmente no sólo lo que hacen en La Fundación, sino que va más allá, porque con su manera de hablar y de enseñarte las distintas cosas que hacen allí, presentándote a los trabajadores y permitiéndote acercarte, aunque sólo sea de perfil, a una esquinita de su vida,  te transmite un entusiasmo y una pasión por ello, que es imposible que te dejen indiferente.

¿QUÉ HACEN EN LA FUNDACIÓN A LA PAR?

Yo conocía Fundaland, la parte de La Fundación que yo había visitado en fiestas infantiles y otros eventos. Es maravillosa, bonita, divertida y me tenía enamorada. Pero no me imaginaba que Fundaland es sólo la punta más visible de todo lo que se hace allí.

Tienen un colegio, donde se forma a alumnos con discapacidad. Pero, como dice María, frente a la visión de “pobrecitos” que durante mucho tiempo se ha tenido de las personas con discapacidad, en este centro se trata de formar  con un propósito, el de empoderar a las personas con el objetivo de poder alcanzar una independencia laboral, económica y vital, de ayudarles a alcanzar el máximo de su personalidad y vida.

En el colegio se les forma académicamente, pero no se queda ahí la Fundación, sino que va más allá: esta educación es completa y especializada, con el objetivo de una futura incorporación al mercado laboral, trampolín para la inclusión. Seguir leyendo “COMUNICAR CON UN PROPÓSITO: MARÍA SATRÚSTEGUI”

TE PRESENTO A: WIR

Un día me encontré siguiendo a WIR por Instagram, y me gustó. Pensé ” este es el tipo de gente que encaja en the STONE & the SOUP.”Y, como una señal, a los pocos días recibía un email de Ana, contándome su proyecto. Después de eso, llegó el café 1.0, y consiguió contagiarme su entusiasmo. Así que hoy he decidido no ser tan egoista, no guardarme ese café para mí sola, y presentároslos. Son estupendos.

ZONA GEOGRÁFICA: worldwide.

SECTOR: diseño gráfico y diseño web, imagen.

¿QUIÉN ESTÁ DETRÁS DE WIR?

¡hola!

ana_ignacio.gif
Somos Ignacio y Ana, unos desconocidos ahora mismo para vosotros pero dentro de unos minutos, cuando terminéis de leernos, dejaremos de serlo (¡bien, qué ilusión!).
Y vosotros pensaréis: ¡jo qué bien se les ve a estos dos trabajando al solecito!, ¿no? Pues no, es todo atrezzo para la foto… trabajamos entre cuatro paredes como casi todos 🙂
La que os escribe soy yo, Ana, que soy la que doy un poco más la cara siempre en nuestro querido proyecto, WIR. Algo así como la portavoz aunque me da mucha vergüenza hablar en “público”.

¿Qué es WIR? Es un estudio de diseño gráfico, diseño web y vídeo… Sí, ya sé que hay miles de estudios de diseño pero éste es especial, os lo aseguro, y no porque yo forme parte de él, ¿eh?

WIR (www.somoswir.com) significa NOSOTROS en alemán. Y nuestro estudio se llama “NOSOTROS” porque no queremos que sea una “venta de un servicio” (aunque realmente lo sea) y ya está. Queremos que la persona que necesite dar una imagen bonita para mostrar y presentar su proyecto o empresa a los demás (llámese identidad corporativa en todos sus aspectos, página web, vídeo promocional o para contar quién es, plantilla para mailing…) forme parte desde el principio de la creación de su imagen y sienta que, aunque no tenga los conocimientos técnicos para llevarlo a cabo, lo ha hecho como si hubiese sido ella misma. Vaya, que no queremos que sea algo frío. Nos implicamos juntos y pensamos que así es la mejor manera de disfrutarlo al completo… ¡WIR somos todos! Seguir leyendo “TE PRESENTO A: WIR”

DESCONECTAR CUANDO EMPRENDES

Empiezan las vacaciones escolares y eso, en sí mismo, supone un importante cambio de chip para aquellos que trabajamos en casa. Incluso para los que lo hacen fuera, porque además del día a día, tenemos mil cosas más en la cabeza que nos hacen estar atendiendo mil frentes a la vez.

Pero lo cierto es que las vacaciones no son únicamente la época del año en la que nos vamos a otro sitio a pegarnos unos bañitos. Son etapas necesarias, de desconexión y descongestión, en las que recargamos pilas y tomamos distancia, pensamos y diseñamos nuevas estrategias, descubrimos nuevos productos o tenemos ideas fantásticas que nos hacen desechar algunas antiguas.

Pero, a la vez tenemos más tiempo libre, por lo que la tentación de estar implicado aun más que en otras épocas del año es enorme…

patio-table-1397535_1920.jpg

¿Es posible desconectar cuando emprendes?  by Isabelle Auroux

Llega el verano con el propósito común a todos de desconectar.

Emprender puede parecer contradictorio a desconectar a primera vista.

Los principales obstáculos:

Seguir leyendo “DESCONECTAR CUANDO EMPRENDES”

TE PRESENTO A: MAMAS POR EL MUNDO

Para mí, el hecho de marcharme a vivir en familia al extranjero es una oportunidad. Yo ya he sido expatriada antes, pero nunca en familia. Sé que no todo es de color de rosa mientras estás fuera, y la vuelta tampoco es algo fácil. Pero eso lo sé ahora…me habría gustado saberlo antes de irme la primera vez. Porque hay momentos en los que llegas a fingir contigo mismo, intentando convencerte de que todo es fenomenal, cuando no es así. Y no pasa nada. Hay días buenos y días malos.

Y para ayudarnos a entender mejor todo este fenómeno, y aportar una visión mayor que nos permita no sentirnos solas cuando estamos lejos, hay proyectos como este que están a golpe de clik.

ZONA GEOGRÁFICA: todo el mundo.

SECTOR: asesoría para expatriadas.

¿QUIÉN ES MAMAS POR EL MUNDO?

foto Erica

Mi nombre es Erica, soy argentina,  he vivido en varios países en los últimos 20 años y actualmente resido en Nueva York con mi marido y mis dos hijos.

Desde hace más de 25 años trabajo en el área de la educación asumiendo diferentes roles en proyectos que me han llevado a enfrentar desafíos diversos.

He vivido en 3 países que me han aportado una experiencia internacional única, tanto profesional como a nivel personal.

He emprendido este larguísimo viaje que ya lleva casi la mitad de mi vida y he aprendido a sobrevivir situaciones difíciles y a disfrutar intensamente de lo mejor que he encontrado en mi camino. Seguir leyendo “TE PRESENTO A: MAMAS POR EL MUNDO”

LO DE WILLY FOG ME VIENE DE FAMILIA

Siempre he sido un culo inquieto para algunas cosas. Sobre todo para el lugar donde vivir. Mientras vivía con mis padres, cambiamos de casa muchas veces. Aunque de ciudad solo una con ellos. Una vez terminé la carrera, viví en Inglaterra y después en Holanda.  A la vuelta en Valencia y ahora en Madrid. Hasta dentro de un mes, claro, porque ya sabéis que me voy a vivir a Italia.

Yo creo que es la genética: esto de ser gallega hace que el efecto Willy Fog sea acusado. Un ejemplo claro es mi abuelo: nació en Brooklyn, porque sus padres habían emigrado allí.

De las cuatro hermanas, solo una vive en Galicia. Es más, en cuanto yo me vaya, solo una vivirá en España. ¿Despegadas? Para nada. Estamos súper unidas. Y en cuanto tenemos un huequito todas volvemos al nido a pasar unos días juntas. Ya sabes, esto de los vínculos de sangre.

Hablando de genética, mi familia es una de esas llena de emprendedores. Con todo lo que ello implica: éxitos y fracasos. Y por eso de que las generaciones nos movemos un poco con efecto rebote hacia lo anterior, yo siempre había dicho que mi sueño era trabajar por cuenta ajena y nunca, pero nunca jamás, trabajar para mí misma. Lo que viene siendo escupir para arriba. Porque ahora mismo lo que quiero es poder decidir y elegir yo sola, y no veo mejor opción para ello que la de emprender.

Y llegado este punto de mi vida me enfrento a las dos cosas a la vez: intento emprender por mi cuenta, y si ya es complicado, me decido a hacerlo a la vez que nos vamos al extranjero. En parte me parece “el más difícil todavía”.  Pero a la vez…a la vez lo veo como una enorme y abierta posibilidad.

Ya no vivimos en la época de mi bisabuelo: volvió cuando se arruinó en el crack del 29, y durante todo el tiempo que estuvo en USA su familia no tuvo más noticia que alguna carta de vez en cuando. Ahora no es así, Internet nos da mil y una posibilidades y nos acerca a todo de una forma impensable hasta hace relativamente poco. Aunque estemos en otro país, estaremos cerca físicamente (2.5 horas de avión) y con internet y las llamadas pues casi igual.

FOTO.jpg

Y todas estas reflexiones me hacen preguntarme….¿uno nace o se hace? ¿Será que la genética familiar ha hecho acto de presencia?  Quizá simplemente las circunstancias te llevan por uno u otro camino…Sea lo que sea, vamos a disfrutarlo.

Y vosotros ¿qué pensáis? ¿Habéis trabajado por vuestra cuenta en el extranjero? ¿Algún consejo?

TE PRESENTO A: COOKITA

Muchos ya la conocéis, pero quizá no sepáis su historia. Es una de esas historias que te hacen creer en la máxima de “lo que siembras, recoges” o “el trabajo tiene sus frutos”. Porque caer y levantarse, trabajar duro y poder decir “hurra” no es fácil.

Tamara es un ejemplo de perseverancia, trabajo e ilusión. Ingredientes necesarios para que un proyecto dé resultados.

Y hablando de ingredientes, los que ella utiliza consiguen hacer el mejor carrot cake de universo…

ZONA GEOGRÁFICA: centrada en Madrid, pero trabajando en donde me necesiten..

SECTOR: catering y cocina.

¿QUIÉN ES COOKITA? Seguir leyendo “TE PRESENTO A: COOKITA”

TIC TAC… ¿CUÁLES SON LAS MEJORES HORAS PARA PUBLICAR EN REDES SOCIALES?

Te dicen que no publiques los viernes, que nadie te lee. Que tal hora es  mejor que tal otra, que mejor con foto o mejor sin…..uf…es de locos.

Yo, personalmente, no tengo ni idea. Publico y, cuando creo que tengo la clave, nada de nada….se rompe la supuesta regla que yo creía haber descubierto.

Pero lo cierto es que yo no soy ninguna experta, así que me encomiendo a los que sí lo son, como Berta, y le pido a ella que nos ilustre. 

By Berta García Madruga 

Uno de los problemas a la hora de gestionar las redes sociales tiene que ver con el tiempo. Más que con el tiempo con las horas en las que publicamos contenido para según qué objetivos nos hayamos establecido.

Uno de los objetivos que se establecen como principales, ya lo hemos dicho en post anteriores, es generar engagement”, afecto hacia la marca. Pero, ¿cómo?

No hay unas reglas básicas que digan que si publicas los jueves a las 12:00 am vas a tener cantidad de retuits, repost o contenido compartido como nunca antes lo habías tenido pero podemos predecir para ir atinando con la hora ideal de publicación de cada una de nuestras redes sociales y así tener una mayor visibilidad.

¿Por qué funciona mejor esta publicación a esta hora y no a otra, un día u otro?

human-1138001_1920.jpg

Sencillamente porque tu público objetivo no está conectado las 24 horas del día a las redes sociales. Algunas personas se conectan solo por la noche, cuando llegan de trabajar y pueden revisar sus perfiles. Otras, quizás lo hacen a las 7 am de la mañana cuando están desayunando o de camino al trabajo. Otras solo el fin de semana o por el contrario, solo a diario y el fin de semana desconectan. Cada red social tiene unos usuarios con unos hábitos u otros. Lo que tenemos que hacer es averiguar dónde se concentra el mayor número de ellos para así poder tener una alta efectividad y llegar a ellos con nuestro mensaje.

Hay ciertas herramientas que nos permiten saber qué horas son las mejores para publicar pero lo más importante para mí es el trabajo diario de “observación”: darse cuenta de cuándo funcionan unas publicaciones u otras y en qué red social a través de medición de resultados. Hay mucho “ensayo-error” en redes sociales. Yo siempre digo que hay que probar, lanzarse y ver qué resultados hay.

Así que, publica y mide. ¿Tienes buenos resultados? Sigue por esa línea. Si no, cámbiala. Así de fácil. Pero mide, mide siempre por favor porque las redes sociales cambian, están vivas.

¿Qué herramientas podemos usar para saber a qué horas publicar?

  • Facebook Insights >> las propias estadísticas de Facebook proporcionan un análisis detallado de a qué horas se conecta tu público, te da datos sobre qué publicaciones han tenido más comentarios y repost…
  • Audiense (antes, Socialbro) >> da resultados para la red social twitter.
  • Take off >> una aplicación que te permite gestionar tu cuenta de instagram y te avisa de cuándo es la mejor hora para publicar una imagen, cuando va a tener mayor visibilidad.
  • Hootsuite >> Permite elegir la hora más óptima en distintas redes sociales, incluso también instagram.
  • keyboard-597007_1920.jpg

¿Y, tú? Utilizas alguna herramienta para medir más eficazmente cuando publicar tu contenido? ¿Conoces alguna otra app o herramienta útil?

 

TE PRESENTO A: MARÍA IBÁÑEZ

Por mi situación actual, soy especialmente sensible a historias como esta, de personas que dan un giro de 180º a su vida, con cambio de país incluido, y que saben buscarse, reencontrarse y rehacerse profesionalmente.

De Madrid a Chile, con anécdota de “el mundo es un pañuelo” incluida, hoy viene a presentarse a the STONE & the SOUP María Ibáñez, cara detrás de proyectos como Kidsmopolitan o Alfombrasétnicas.

ZONA GEOGRÁFICA: desde Chile a todo el mundo.

SECTOR: decoración.

¿QUIÉN ERES?

Soy María Ibáñez, vivo en Chile y tengo tres niños menores de cuatro años y dos proyectos que me fascinan: Alfombras Étnicas y Kidsmopolitan. Seguir leyendo “TE PRESENTO A: MARÍA IBÁÑEZ”

¿CONTAR TU IDEA O GUARDARLA PARA TI? That´s the question!!!!

Hace unas semanas fui a evento solidario en Fundaland, organizado por Silvia de cenas adivina, Mónica Diago del Taller de las cosas bonitas y Laura del Club de Malasmadres. Además de ser un evento en el que se compartía solidaridad y todos colaborábamos por una buena causa, tuve la suerte de conocer a otras personas emprendedoras y poner caras.  Fue estupendo.

Una de esas personas fue Marta Simonet. Quizá así no te suene el nombre, pero seguro que si te digo que es quien está tras Mésame mucho, sabes de quien hablo. Es una gran profesional y sabe mucho de lo que habla. Nos hizo una dinámica a las personas que nos animamos a su taller y, entre otras cosas, nos decía lo importante que era contar a los demás nuestras ideas. Las razones, muchas y casi todas positivas. Parece que muchas veces tenemos miedo de contarlas, tememos que alguien “nos robe” esa idea magnífica que hemos tenido. Pero lo cierto es que contarlo aporta mucho:

  • Escuchamos puntos de vista distintos, que vienen muy bien porque muchas veces hemos perdido el norte y la parcialidad de tanto pensar en nuestra idea. No sólo vamos a recibir malas críticas, si no que muchas de ellas serán constructivas. Y con cierta frecuencia pasa que contrastarlas nos da nuevas visiones y nos enfrenta a nuevas posibilidades.
  • Hay opiniones que no nos gustan, pero eso no quiere decir que no sean necesarias. Algunas porque nos ponen frente a realidades en las que no habiamos caído, pero otras porque simplemente nos ayudan a prepararnos para “lo que vendrá”, porque la verdad es que no todos van a ver nuestros proyectos con buenos ojos. Habrá quien opine que es una chorrada, que ya existe y es poco original, o que no le gusta. Bueno, algunas veces tendrán razón, pero otras no.
  • Cuando nos dicen que nuestra idea ya existe, eso no tiene por qué ser definitivo: tú eres una persona concreta, y tu idea la vas a desarrollar tú. Eso ya implica un cambio respecto a esa otra que ya está en marcha, y eres tú quien puede darle ese toque diferente y que suponga el cambio. Nunca se sabe….

En fin, que hay muchas variables, es cierto. Pero yo recuerdo la primera vez que le conté a alguien a quien no conocía lo que quería hacer….lo hice tan mal, que no os imagináis. Empecé fatal, con la sensación de que ni yo misma me lo creía, e iba viendo como la otra persona captaba eso mismo que yo transmitía y empezaba a mirar su reloj…Me hundí en la miseria. Lo pasé muy mal y sólo quería que esa reunión terminase. ¿Fue malo? En el momento sí, pero eso hizo que mi discurso cambiase, que estudiase más a fondo mis argumentos y mi manera de contarlo, y fue esa primera vez, ese primer chasco total, el que me decidió a seguir e intentarlo.

La segunda vez, fue mucho mejor. Es verdad. Pero la respuesta durante esa y posteriores ocasiones fue, con cierta frecuencia algo así como “¡Anda!, es genial, pero si yo fuese tú, haría esto otro….” . Ya….muchas gracias, pero eso no es lo que yo quiero hacer.

Al final, the STONE & the SOUP nace como resultado de un cóctel de todo esto. Un mix de la idea original, las críticas (constructivas) y las sugerencias. Y ya veremos a donde nos lleva… pero yo no desanimo. Creo en lo que pretendo hacer desde aquí, y sigo trabajando por conseguir que en estos cafés mañaneros haya grandes dosis de colaboración, ocasiones para compartir, y momentos para dar a conocer y recomendar proyectos estupendos. Además de contar con la ayuda inestimable de los grandes colaboradores que nos visitan semanalmente.

Y, para que os riáis un rato, os dejo un video que viene muy al hilo de todo esto. Un hombre que comenta en su grupo de amigos una idea que ha tenido. Os sorprenderá la respuesta de sus amigos….jajajajajajaja. Ya me contáis qué opináis y si os ha pasado. Y, de paso, os invito a ofrecer sugerencias sobre contenidos que os gustaría ver aquí próximamente. Son bienvenidas y ya os he guardado un asiento a mi lado.

 

DESAYUNANDO CON CENAS ADIVINA

Si hablamos de proyectos que inspiran, algunos son especiales para mí, porque los he vivido casi desde su nacimiento.

Hace casi dos años que fui a mi primera cena de Cenas Adivina. Me vi en el portal de mi casa, a las 9 de la noche, y pensé en lo que iba a hacer: me voy a una casa, de alguien a quien no conozco, con 10 personas, a cenar y….. Y estuve tentada de darme la vuelta y subir de nuevo. Gracias a que no lo hice, a que me atreví, descubrí a Silvia y todo lo que ella propone y dispone en su casa y en sus cenas.

Explicar qué es una Cena Adivina es complicado, porque lo importante no es la cena, ni la compañía, ni siquiera el experto. Lo que se te queda de la cena, por lo que repites, es por ese poso de buenrrolismo, de emociones y sensaciones con las que te vas. Conoces a gente, compartes cosas con ellos, y encima cenas divinamente…¿qué más quieres?

Pues yo lo que quiero es que sea Silvia la que os cuente quién es y por qué nace un proyecto como este. Hace unos días nos tomamos un riquísimo desayuno juntas y estuvimos hablando de ella y de su proyecto.

Cuando nació el proyecto, compatibilizaba su carrera profesional por cuenta ajena, en una empresa en la que llevaba más de 15 años, con lo que ella consideraba “su hobby”, pero llegó un momento en el que las cenas y todo lo que las rodeaba, tuvieron un peso mayor. Ella dice que “la salvaron”.

Las cenas me han salvado de una depresión profesional. Llevaba muchos años en la misma empresa, sentía que estaba infravalorada, y me hizo querer algo más. Ahora, con perspectiva y cierta distancia, me puedo permitir ver las cosas de otra manera, más fría y realista, y me hace preguntarme cosas como ¿Qué ha pasado? ¿Me infravaloraban ellos o me etiqueté yo? La realidad es que estaba atascada y ya no avanzaba. Echar la culpa a la empresa no me parece justo, porque realmente yo no hice nada por cambiar la situación llegado un punto. Yo podía haber hecho algo.

De hecho, cuando ya sabía que me iba, fui a despedirme de todos, y ya no tenía miedo. Me mostraba tal y como soy. Y me di cuenta de que si eso lo hubiese hecho antes, seguramente habría sido diferente. Podría haber reconducido más mi vida profesional allí. Porque hubo quien me dijo que, tras tantos años allí, era ese momento en el que me veía tal y como era.

Esto que cuenta Silvia es algo muy real: el peso de la opinión que creemos que tienen los demás. Cuando tú misma no te crees o no te das cuenta de quién eres.

¿Cuál ha sido el punto de inflexión? ¿Cómo das el paso de dejar tu trabajo y decir “pues lo intento”?

Analizando lo que ha ocurrido a lo largo de este tiempo, me decían: “2 años haciendo cenas. ¿Por qué no lo vas a intentar? Está claro que hay habilidades que tienes y que has demostrado en estas cenas, habilidades que son competencias profesionales en realidad: conectar a la gente, saber gestionar grupos grandes, crear relaciones y un espacio para aprender. Son habilidades demostradas que, en un futuro, se pueden presentar como competencia profesionales.” Así que te vas con otra seguridad, ya no es tirarte sin paracaídas. Eso quiere decir que mi hobby se ha convertido en una profesión en la que he demostrado mis capacidades.

La gente en las cenas me animaba mucho. Recuerdo una cena en la que conté mi situación, una en la que hablábamos de ser jefes, y tras explicar mis dudas y problemas, me sorprendí viéndome con los ojos de otras personas. Conté que no me había sentido respaldada profesionalmente, y comenzaron a contarme qué veían ellos, poniendo nombre a las cosas que yo hacía.

Entre unos y otros, invitados y  mi marido, me animaron y dijeron en alto aquello que no me atrevía a decir.

Captura3.PNG

¿Cómo surge la primera cena? Porque no creo que un día te levantes y ya.

Este proyecto me ha devuelto la confianza. Siempre me había sentido una persona sin habilidades concretas. Recuerdo que en mi grupo de amigas de toda la vida una hacía ballet, la otra tocaba el violín y una tercera era un hacha del tenis. Yo era “la simpática”, la que hacía sentir a la gente a gusto. Y cuando me preguntaban qué quería ser de mayor, lo único que tenía claro es que quería ser madre.

Durante 7 años me he concentrado mucho en ser feliz en lo personal. El trabajo era solo un complemento que me ayudaba a disfrutar de la familia. Por mi forma de ser, me he implicado siempre mucho personalmente en los proyectos en  los que he participado, y en el trabajo no iba a ser de otra manera. Parecía que la empresa era mía, parecía que iba a heredar. Pero llegó un momento en el que ya había perdido la ilusión.

Por eso, tras años focalizada en la parte personal, un día empecé a proponer temas diferentes a mi grupo de amigos. Quería aprender más, saber más, no terminar siempre con la manida situación que suele darse en grupos que se conocen de siempre en la que recordamos situaciones pasadas. O hablando de los hijos. Y empecé a organizar las cenas. Momentos en los que distintas personas participábamos de conversaciones sobre temas distintos, contrastando opiniones, aprendiendo mucho y conociendo gente. Empezó la ilusión.

La ilusión, la verdadera ganadora.

La situación en el trabajo estaba “tocada”, porque como te decía, ya no tenía ese empujón de ilusión, pero llegaron las cenas y la ilusión volvió a entrar en mi persona. Poco a poco, y paso a paso, fue ganado peso la ilusión que sentía al organizar las cenas. Y pensé “va a ser que mi habilidad es esta: poner a la gente en contacto y ofrecer un sitio en el que aprender. Me ha costado 35 años darme cuenta, pero aquí estamos”

La ilusión ha sido la clave de que esto haya funcionado.

¿Qué piensas de la gente que va a tus cenas?

Subir al 7º es complicado. Yo agradezco mucho a la gente cuando sube, porque la primera vez es difícil. (yo doy fe de esto) No hay escapatoria: si no te gusta, no puedes retirarte disimuladamente. Gente como Isabelle me ha enseñado a dar gracias, a reconocer mis propios méritos en lugar de estar siempre quitándome importancia. Yo he descubierto que una de mis habilidades es hacer sentir a la gente a gusto.

Me esfuerzo en que todo el mundo participe. El experto es importante pero creo que al final es un pretexto. Hay que centrarlo, pero procuro que todo el mundo entienda que es una conversación. No hay una ponencia: el experto no prepara una exposición, habla de lo que mejor se le da y cuenta su experiencia. El experto es uno que también aprende, porque te plantean preguntas en un foro pequeño que a veces nunca te han planteado y te hacen reflexionar. Así que siempre digo que el experto va a salir reforzado. Y aunque hay muchos tipos de expertos, aquel que domina el tema de dar charlas, o el que es su primera vez, aprende siempre.

Eres casi psicóloga…

He desarrollado una especie de psicología: sé captar quién quiere participar, pero también, y muy importante, a quienes no quieren hablar. Y hay que respetarlos. Puede que venga gente que ves que no le gusta mostrarse ante grupos grandes, pero aprovecho algún momento más distendido, en el que pueda acercarme a esa persona y unirla a algún grupo más pequeño en el que se atreva a compartir sus inquietudes.

Si lo medito un poco, en realidad esto es algo que he hecho desde siempre. Hacía las fiestas de la familia, acompañaba a mi madre a los eventos familiares más lejanos para que no se sintiese sola, me sentaban en las bodas en las mesas más extrañas…Y siempre lo he disfrutado.

¿Qué crees que es lo que más gusta de las cenas ?

Tú vienes de invitado y no esperas que puedas ayudar a alguien. Pero eso pasa. Y cuando salen temas personales, a veces es muy positivo el que hayas formado parte activamente de ella.

Sentir que tú has ayudado a alguien te da mucha satisfacción, porque esa cena, no habría sido lo mismo sin ti.

Y ahora las cenas fuera de Madrid.

Sí, empezaron casi por casualidad, pero están funcionando genial. Y yo estoy muy agradecida por ello: por la generosidad de la gente, por su respuesta.

Yo creo que a esas cenas se va a conocer al experto, pero también a Silvia. Ella ya se ha convertido en una “sensación”, porque todo aquel que ha ido a una de sus cenas ha intentado transmitir no lo que se habló, si no su experiencia, un cúmulo de sensaciones que es lo que “los nuevos” quieren vivir.

Todo esto empezó por medio de las RRSS, ¿qué piensas de ellas?

Yo a las RRSS sólo les puedo estar agradecida. Me han ayudado a encontrarme, a descubrirme, y además me han puesto en contacto con gente sin la que este proyecto de las cenas no podría funcionar, como Tamara. A la que adoro como persona pero que, además, es una gran profesional. Además de las empresas que participan en las cenas actualmente y que son clave.

Captura4.PNG

Por eso, este año repetiremos la fiesta de presentación del calendario. Porque creo que tengo que agradecer a todas las personas que me acompañan en las cenas, expertos, fotógrafos, invitados, todo lo que aportan a ellas y decir en voz alta que, sin ellos, esto no saldría adelante.

Así que ya veis, de unas cenas en su casa hace relativamente poco, a ser parte de muchas cosas y experiencias. Ha estado en Bloggever como moderadora, en La Party de las Malasmadres como ponente y acaba de dar una charla en 3M contando su experiencia…..Ella, la que no tenía habilidades.

Y ahora, ¿qué me decís? ¿Os parece una #historiaqueinspira o no?

Todas las imágenes están tomadas de la cuenta de @cenasadivina