TE PRESENTO A: CATCH THE MOON KIDS

Cuando ciertos episodios de tu vida, aparentemente negativos, se convierten en positivos y te permiten llegar a la luna soñando…De estos sueños que se hacen realidad trata este proyecto: aguja, hilo, imaginación y soñar alto y grande. Porque nada como mirar al cielo para ver lo grande que es el universo, con la luna en lo alto.

ZONA GEOGRÁFICA: El mundo entero. Luna incluída

SECTOR: moda infantil

¿QUIÉN ESTÁ DETRÁS DE CATCH THE MOON KIDS?

Hola soy Mónica, y diseño ropa de ensueño para niños. Os invito a conocerme un poco más a través de mi marca Catch The Moon Kids, con un café con leche bien calentito.

Yo siempre me presento ante todo como mamá de dos niñas, Carla de cuatro años y Olivia de uno, que tienen mucho que ver en esta nueva aventura que estoy emprendiendo.

Aunque de formación soy ingeniero en telecomunicaciones y he ejercido muchos años como tal, mi verdadera vocación siempre ha sido la confección. Desde muy pequeña que andaba con dedal y aguja por ahí, creando mi propia ropa o cuando tuve a las nenas, también comencé a realizar alguna prenda para ellas, e incluso me gusta mucho la decoración y manualidades.

DANDO LA VUELTA A LA TORTILLA

Cuando estaba embarazada de mi nena mayor, tenía un blog en el que mostraba todas las cositas que hacía. Con la crisis me quedé sin trabajo, trabajaba para un importante banco que fue comprado por otro. Con la indemnización del despido quise profesionalizar mi “hobby” de costura y me matriculé en el Máster en Moda Gestión del Diseño y Operaciones que imparte AITEX en colaboración con el CEU y embarazada de 3 meses de Olivia defendí mi proyecto, con un éxito que no podía ni creérmelo. Terminé los cursos de patronaje casi a punto de dar a luz…

En fin, tuve a mi peque y me puse de lleno con la primera colección de Catch The Moon, Primavera-Verano 2016, que está actualmente en la calle. Para esta primera colección, sólo me dio tiempo a diseñar prendas para niñas de 2 a 10 años, y alguna más de bebé, y aunque no cerré muchas ventas porque las tiendas ya tenían la campaña cerrada, donde me dio tiempo a ir vendí, y me animé a empezar con la colección Otoño- Invierno 16-17 que mostré en FIMI en enero. A partir de la colección Otoño-Invierno ya tendré prendas para bebés, niños y niñas desde la talla 3 meses hasta 8 años.

image

¿CATCH THE MOON?

El nombre de la firma nace por dos razones, y ambas se retroalimentan. Una es que “atrapar la luna” en inglés “catch the moon” simboliza conseguir tus objetivos y para mi este proyecto es mi luna. Por otro lado, estoy convencida de que los niños tienen un potencial extraordinario para conseguir lo que quieren porque ellos nunca ven obstáculos sino oportunidades, si quieren atrapar la luna, piensan cómo subir hasta ella y luego van y la cogen. Para pensar en positivo, piensa como un niño y atrapa la luna. Esta es mi filosofía. El estilo en el que se apoya la marca es   clásico renovado, y cómo no, con aires mediterráneos, ya que vivo y crecí casi a orillas del mar mediterráneo, además las prendas son hechas %100 en España.

¿Dificultades, dudas e inconvenientes? Pues la respuesta sería ¡todas! y aún las sigo teniendo. Pero entiendo que además de poder dedicarme a algo que me apasiona y que es mi sueño, tengo que pasar por un proceso natural de desarrollo. Este trabajo tiene una gran parte creativa (que obviamente es lo que más me gusta) pero también tengo otra parte, que es la parte empresarial, y de la que aprendo cada día.

#COLABORACIONES #CONTACTOS #SINERGIAS

Considero que todavía me encuentro en mis comienzos como emprendedora, y tengo mucho que aprender, casi todo lo voy superando con la gran fórmula conocida por todos “prueba y error”. Como aún yo me ocupo de todo, y no  tengo presupuesto para delegar, trato de rodearme de proveedores que me ayuden con las dudas propias del negocio que puedan surgir como por ejemplo la parte contable y papelerío. También tengo una amiga que últimamente me ayuda con la parte de la comunicación y redes sociales, la única forma que encuentro de hacer las cosas bien, es ir haciéndolas despacio, paso a paso. Y por supuesto, no puedo dejar de mencionar la ayuda que recibo de mi marido y abuelas, el apoyo de la familia es fundamental, cuando una no puede tener otros recursos.

CTM_Monica_Niñas2.jpg

Una frase que siempre me acompaña, que me la enseñó mi padre, y se quedó grabada para seguir con fuerzas y con la misma ilusión que tuve el día que tomé la decisión de dedicarme a mi pasión, fue:

”si puedo hacer algo para qué me tengo que preocupar, y si no puedo hacerlo, para qué me tengo que preocupar”.

Mi anhelo y mi motor, que me impulsan hacia adelante es que sólo espero conseguir hacer las ventas suficientes para poder seguir haciendo lo que más me gusta, “vestir a esos pequeños soñadores que todo lo pueden”.

PANGEA O CÓMO CAMBIAR LAS COSAS

Desde hace un par de semanas tengo tarjetas de visita. Son preciosas, y además he sentido la ilusión de la principiante: las recibí y no dejaba de mirarlas con una sonrisa boba. Me parecía que este proyecto era más real por tenerlas. tarjetas.PNG

Entre otras informaciones de contacto, como veis hay tres palabras que no he querido dejar de mencionar:

  • CONTACTOS
  • COLABORACIONES
  • SINERGIAS

Porque estas son las claves de este proyecto. Poner en contacto a gente que quiere colaborar y, así, conseguir que se alcance un objetivo mayor que el que se conseguiría individualmente. Y todo ello aprovechando las ventajas que ofrece una ventana al mundo tan enorme como son las redes sociales.

Este fin de semana estaba pensando que me apetecía hablar sobre esto, y buscaba alguna lectura que me inspirase al respecto. Pero domingo por la mañana y nada…Hasta que me puse a ojear una revista de estas que te regalan con el periódico y lo vi claro. Un artículo sobre algo que se llama CLUB DE PANGEA y que hablaba de una organización creada por jóvenes que quieren cambiar las cosas. Jóvenes de verdad…vaya, pequeños. Porque estamos hablando de personas de entre 16 y 25 años. Ya me pilla un poco mayor, pero me dejó admirada.

Esta generación, que muchos llaman “perdida” o de los “millenials”, a mí me resulta desconocida en gran medida, por lo lejos que la veo de la mía propia. Pero, como en todas las generaciones, surgen personas que se preocupan de buscar una manera de cambiar aquello que no es bueno, o no es justo, y trabajan para ello. #MAKEYOUHAPPEN

pangea 3

¿QUÉ TIENE QUE VER ESTO CON the STONE & the SOUP? No, yo no soy “tan joven”. De hecho, los participantes en este evento o en Club de Pangea seguramente se dirigirían a mí como “señora”, y a pesar del apelativo, no les guardaría rencor. Pero sí me dan mucha envidia. Porque lo tienen claro. Y porque quiero aprender de ellos.

A muchos les puede sonar a idealismo de juventud, pero los grandes impactos, los hitos que de verdad han marcado la historia, estuvieron encabezados por personas que, en determinados momentos, fueron tachadas de locas, idealistas o utópicas. La lección: creer en uno mismo y creer en que es posible. Creer que no existe lo imposible.

Publicaron un libro en el que 7 de estos jóvenes plasmaron sus proyectos, inquietudes e historias inspiradoras, y uno de ellos es Tomás Alvarez Belón. Quizá te suene, es uno de los protagonistas reales de la historia que inspiró la película Lo Imposible. Una de sus enseñanzas o reflexiones tras haber vivido el tsunami, y que le motivan para pertenecer al Club de Pangea es esto que escribe:

Imagina que (….)todas las personas que dejan a un lado sus sueños supiesen que decir “lo haré cuando sea mayor” o “lo haré cuando tenga una mayor estabilidad financiera” puede costarles la felicidad durante toda su vida. 

               Tomás Álvarez Belón- Pangea

Es cierto que siempre nos buscamos excusas, algunas muy reales, pero otras no tanto, para no dar los pasos necesarios para cambiar aquello que no nos gusta. Puede que en este preciso momento no tengamos las herramientas o los medios necesarios para cambiar eso que nos impide dar el paso, pero nadie dijo que fuese fácil. Y, sobre todo, nadie dijo que tengamos que hacerlo solos. 

PANGEA 6.PNG

Y aquí volvemos al Club de Pangea y a Tomás, porque en su sección del libro nos habla de que no somos tan especiales, o, quizá, es al revés, y nuestra especialidad reside en ver lo especiales y personales que son esos lugares comunes.

“La mayoría de las personas compartimos una serie de dilemas que nos acompañan a medida que tomamos decisiones clave en nuestras vidas. Por ejemplo, todos debemos averiguar cómo equilibrar el ser felices y,  a la vez, ayudar a otras personas para ellas tambiñen lo sean: o también cómo maximizar nuestra libertad individual y, a la vez, participar en un proyecto cohesivo para dejar un mundo mejor”  Tomás Álvarez Belón- Pangea

Esto sería mi sueño: considerar que he triunfado al haber logrado decir “soy feliz”, y esa felicidad sería completa cuando estuviese convencida de haber colaborado a  felicidad de otras personas. ¿Utopía? No lo creo. Creo que es algo real. Y que no se trata de otra cosa que de ser fiel a unos valores.  En el Club de Pangea lo que buscan es hacerlo desde el punto de empoderar a los jóvenes, dándoles fuerza y herramientas para convertirse en los nuevos líderes responsables. Y una de las principales herramientas, en este mundo globalizado en el que vivimos, es internet. La inmediatez y velocidad de las cosas, de las comunicaciones y los vínculos que este fenómeno crea deben verse como algo positivo y, a la vez, como una poderosa herramienta.

En el epílogo, Tomás dice algo que resume unas ideas en las que creo de verdad. Dice así: “Los autores de este libro no compartimos la misma ideología política, económica ni social. De hecho, venimos de mundos completamente diferentes. Si te soy honesto, parte de lo que nos juntó en un principio fue una gran dosis de suerte: coincidimos en en el lugar y el tiempo adecuados: pero de eso trata la vida, ¿no?.”  Tomás Álvarez Belón- Pangea

Y si ellos, “unos niños casi” lo ven así y lo tienen claro, ¿por qué muchos de nosotros tardamos en actuar y lo dejamos para “cuando seamos mayores”? Nunca es tarde. Siempre podemos empezar a buscar nuestro lugar y a trabajar por él, para que sea mejor y pertenezca a un mundo mejor.

En la vida hay que cultivar amistades que, al crearse, produzcan un efecto parecido al de la fusión nuclear: la unión de varios átomos libera cantidades extraordinarias de energía que se pueden cosechar y canalizar para alcanzar objetivos con los que antes ni siquiera se habría soñado”  Tomás Álvarez Belón- Pangea

Yo quiero desde aquí contribuir con mi granito de arena, ser una de las piezas de ese puzzle enorme que podemos hacer ente todos: provocar esa fusión atómica, en la que los átomos seamos los que nos juntamos aquí a diario para tomar café y compartir nuestros proyectos, colaborar entre nosotros para ser felices y contribuir así a la felicidad de otros, crear esas energías que se producen cuando se cultivan amistades en las que la suma es mucho mayor que las partes….eso que se llama sinergia.  

PicsArt_04-09-10.36.18.jpg

Y tú, ¿estás preparado también para formar parte de esto?

 

 

 

LA CLAVE DE LAS BUENAS FOTOS: LA MIRADA

Muchos ya la conocéis: Paula, la Sra. Bicho en su blog, que cada semana nos sorprende con sus reflexiones, recetas y, sobre todo, con sus fotos. Yo comparto con ella muchas cosas, desde el nombre, a la ciudad de origen. Y nos conocemos desde hace muuuuuuuucho. Y eso hace que la admire todavía más.

Creo que en muchos casos, un proyecto muy bueno puede no funcionar por la imagen que transmite. Las fotos que utilizamos no son las adecuadas muchas veces. Sí, tenemos los bancos de imágenes, pero visto uno, vistos todos. Sobre todo cuando estamos empezando y no disponemos de una enorme caja de caudales. Así que pensamos “voy a hacer unas fotos, y así más personal” . Bravo. Pero no sé vosotros, yo soy una fotógrafa nefasta. Y siempre pienso hacer algún curso. Lo que ocurre es que ese propósito, como muchos otros, termina en la lista interminable de cosas por hacer. No me decido, me parecen algunos muy caros y otros demasiado baratos. No tengo una buena cámara….Sólo quiero saber por donde empezar para poder hacer algo mejor con mi móvil.

Pues eso intentará Paula: darnos unas claves, explicando cuáles son los puntos básicos e imprescindibles para conseguir buenas fotos. Claves, sí, porque hay productos que si no se  muestran en buenas fotos y tu idea es vender online…no digo más.

By Paula Dopico

Hoy os voy a hablar de la FOTOGRAFÍA con mayúsculas pero desde la óptica de una fotógrafa aficionada, no te voy a hablar ni de técnica, ni de equipos, ni de reglas. Ya, ya sé que lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en buenos fotógrafos son equipos carísimos y años de formación, pero yo hoy de lo que quiero hablaros es de lo que es para mí lo fundamental a la hora de hacer buenas fotografías: LA FORMA de MIRAR.

Fíjate, generalmente las fotografías que más nos gustan, da igual que sea un plato de comida, el interior de una vivienda o un retrato de un niño, tienen un denominador común: son capaces de contarnos una historia y esa mirada, esa forma de contar, es la propia del fotógrafo, independiente de la calidad de la cámara que posea, de hecho hay grandes fotografías hechas con la cámara del teléfono móvil. Cada uno tenemos nuestra propia forma de ver las cosas y eso es lo que hay que intentar plasmar en tus fotos, tu mirada.

TS&S 001.jpg

¿A que os parece que os habéis colado en mi desayuno?

No debemos olvidar que la mayoría de las fotos que querremos volver a mirar con el tiempo son fotos familiares, fotos de nuestras cosas, fotos que cuando las repasemos nos recuerden la historia de ese día, de ese momento desde tu propio punto de vista.

Ya sé lo que me vas a preguntar a continuación: y ¿eso cómo se hace? Qué no cunda el pánico, lo bueno que tiene esto es que a mirar se aprende. Seguir leyendo “LA CLAVE DE LAS BUENAS FOTOS: LA MIRADA”

TE PROPONGO BRILLAR

Vueltas y vueltas al tema emocional: si ya tengo todo o que quiero y busco, ¿cómo puede ser que no termine de encontrarme a gusto conmigo mismo? Quizá me equivoque, pero creo que es un aspecto que tiene una mayor incidencia en las mujeres. 

Ya no se trata únicamente de una cuestión de estética, si no que, al final, el cómo nos vemos se refleja también en lo que transmitimos a los demás. Si tú te aceptas en el plano intelectual, pero te sientes insegura en el plano físico, eso, de alguna manera, se deja entrever cuando vas a vender tu proyecto, a presentarlo, y quieres demostrar que es algo que merece la pena.

Herramientas, muchas, pero ¿sabemos usarlas? Ana es un ejemplo de que existen y a ella le han funcionado. Una nueva entrega de #historiasqueinspiran porque, con su ejemplo, podemos ver que es más fácil y accesible a todos. Si te sientes más seguro, sabrás convencer mejor.

Te propongo Brillar 

Y de repente, sin ni siquiera haberme dado cuenta, me he plantado en los cuarenta sin saber cómo he llegado hasta aquí.

flores.jpg

Creé un blog con la ilusión de una niña y se ha convertido en mi manual, mi herramienta, mi camino para llegar a ser mujer.

Soy Ana, creadora del blog HendayeStyle, y lo que hace años empezó siendo una afición, está desmoronando los planes de mi vida; o quizá está poniendo unos nuevos cimientos mucho más sólidos, y mi vida tenía otro plan. Seguir leyendo “TE PROPONGO BRILLAR”

TE PRESENTO A: LA GIGANTA COMUNICACIÓN

Hace ya la friolera de 3 años, ella, su sombrero y yo nos conocimos en La Party 1 de malasmadres. Era Mamagnomo, y pasa mí siempre lo será, pero desde entonces ha evolucionado mucho. Ha crecido y se ha convertido en La Giganta.

ZONA GEOGRÁFICA: SEVILLA

PROYECTO: LA GIGANTA COMUNICACIÓN

SECTOR: AGENCIA DE COMUNICACIÓN, ORGANIZACIÓN DE EVENTOS

¿QUIÉN ESTÁ DETRAS DE LA GIGANTA COMUNICACION?

Yo soy Andrea, la autora del blog www.mamagnomo.com y ahora quien emprende bajo el nombre de La Giganta comunicación. Soy periodista, licenciada por la Universidad de Sevilla y he sido azafata de eventos y congresos, de promociones, e incluso la mascota “Cinecito” de una gran marca de cine. He sido camarera (nefasta, eso sí), he sido becaria en radio, periódicos y al final trabajadora de la agencia EFE en Sevilla y he sido esposa y madre en la  vida (y esta frase me encanta). Veo, observo y aprendo tan rápido como puedo y he trabajado desde los 19 años y ya no podía aguantar más sin hacerlo.

LA HISTORIA

En noviembre de 2012 abrí el blog www.misgnomitosyyo.blosgspot.com.es o algo así y conté mi vida a modo de terapia psicológica. Me hice perfiles con la cara de Elsa y David el gnomo y me tiré al ruedo. Tenía dos seguidores en twitter que eran mis amigos y familia.

Un día, al cabo de dos años, mirando con cierta envidia todo lo que se hacía en Madrid, decidí hacer un evento para madres 2.0 en Sevilla, benéfico y que fuera atractivo. Y salió bien. Estaba embarazada y luego nació mi tercera; me recuperé y al cabo del año estaba haciendo el segundo #enredadosenfamilia,-como lo bautizamos en conjunto los bloggers de aquí-.

De nuevo fue éxito y otra vez me quedé embarazada. Esta vez perdí el bebé y caí en depresión. Estuve muy triste, a niveles estratosféricos, y no sé cómo resurgí más potente que nunca. Y me inventé otro evento: el #meetingmumSVQ que ha tenido un millón de impactos en twitter solo, y ha resultado muy atractivo e interesante según me han dicho quienes vinieron. Aún así,  eché de menos una mayor asistencia, pero Sevilla es una tierra difícil.

_MG_5044

AHORA ES EL MOMENTO

Ahora tengo tres eventos más. Organizo uno de moda femenina aquí en Sevilla y ya doy el salto más allá de las madres estrictamente entendidas. Es un evento privado pero que me ha abierto ya la posibilidad de establecer nuevos contactos hasta ahora en un mundo desconocido para mí.

Preparo también el encuentro blogger para Fundación Red Madre, en Madrid, el 26 de mayo (allí os espero jeje) y otro para junio aquí en Sevilla relacionado con el sector de la salud y también con mamás 2.0 y bloggers.

NO ME DA LA VIDA…

Aquí soy Juan Palomo. Si quiero hacer cosas me he dado cuenta de que tengo que crearme yo mis propias oportunidades. Esto requiere un alto nivel de mi faceta como relaciones públicas, como creativa, como organizadora de contenido y forma y de ser capaz de movilizar al público.

Es un estrés la verdad, pero hay proyectos, como el #enredadosenfamilia2016 en octubre y un pop up store prenavideño. Para el año que viene intentaré reeditar cada cita.

Se busca comercial, por cierto.

DAR LA VUELTA A LA TORTILLA: LAS MAYORES DIFICULTADES SE CONVIERTEN EN VENTAJAS.

El problema mayor que he encontrado es que Sevilla por su idiosincrasia, no se mueve.

Me falta una comunidad que crear, pues estoy yo sola con mis seguidores, que son estupendos pero escasos, por eso este formato, este concepto de eventos para bloggers en Andalucía en general y en Sevilla en particular no son fuertes.

Necesito además rentabilizar cada evento, pues como haya que pagar, el público no asiste. En definitiva creo que necesito el plan de marketing completo, pues he pulsado y he visto que funciona este concepto, pero necesito crecer y monetizarlo acorde al nivel de trabajo que conlleva.

Como ventaja ante este problema, no tengo competencia a nivel regional prácticamente.

He conseguido multiplicar por ocho los asistentes de charlas para el sector blogger de madres este año en comparación con las que se organizaron el año pasado.

UNA FRASE FETICHE

Me he dado cuenta de que “persevera y triunfarás”.

¿TU VALOR DE MARCA?

Yo ofrezco crear eventos low cost para presentar lo que quieras. Intento buscar un patrocinador también para que todos ganemos y sí, me muevo de Sevilla a donde sea.

FUNDAMENTAL…¿CÓMO TE GUSTA EL CAFÉ?

El café sólo, americano o con hielo y doble de sacarina.

coffee-break-1177540_1920.jpgMe la imagino perfectamente siendo la anfitriona de un evento estupendo, con su estilo, su chistera y su saber hacer. 

De hecho, estuve hace unos días en uno organizado por ella. Y os puedo decir que nos hizo sentir como en casa.

¿Se os ocurre algún consejo para ella?

MI TEORÍA DE LOS PUNTOS

Cuando nos cuentan los proyectos y la gente se presenta, siempre habla de hitos, momentos o acontecimientos que marcan su trayectoria y se convierten en “ESE DIA”. Podemos llamarlos puntos de inflexión, puntos y aparte, puntos seguidos….Pero con frecuencia recurrimos a la idea de puntos.

Y resulta, porque yo lo sé que estoy repasando 5º de Primaria este año, que los puntos son coordenadas de un plano, y que por un punto pasan infinitas rectas y planos. Pero también que dos puntos determinan una única recta.

gold-1410177_1920

No os preocupéis, no se me ha ido la cabeza y no estoy desquiciada a pesar del libro de matemáticas de 5º. Es sólo que, tras hablar con muchas personas, todas estas personas maravillosas que vienen a tomar café con nosotros a diario, me llama la atención ese momento de su historia en la que dicen “entonces me pasó esto y vi la luz“. Esos momentos son sus “puntos”.

Porque sí, es cierto, hay determinados hechos que nos hacen replantearnos las cosas, tomar decisiones, movernos y avanzar. Pero precisamente por eso, porque se trata de avanzar, porque hay un punto inicial y punto final (simplificando mucho y sin querer meterme en discusiones sobre el determinismo o el libre albedrío) llega la segunda parte de la conversación. Aquella en la que nos preguntamos, y nuestros invitados se preguntan, “ si lo hubiese hecho antes, si me hubiese atrevido antes, si….”

No se trata de arrepentirse, pero sí, en cierta forma, es una especie de lamento por el tiempo desaprovechado.  Y a mí también me pasa, también he caído en las garras de los lloriqueos.

Ahora bien, si miro con cierta distancia y frialdad, la realidad es que cada acontecimiento, cada hecho, cada punto, forman parte del camino que he recorrido, de esa linea recta y única por la que transcurre nuestra vida. Y sin esos pasos, esas enseñanzas, fracasos y miedos, seguramente ninguno de nosotros estaría en el punto actual. Ni esos puntos serian puntos de inflexión….¿No os parece?

Así que creo que a cada uno de nosotros nos pasan cosas que, dependiendo del momento vital (personal y profesional) en el que nos encontremos, nos impulsan, aplastan, animan o hacen encoger….Pero son todos puntos de la misma recta que van sumando pasitos hacia el punto final, que yo creo que es ese en el que nos sentimos de verdad satisfechos con lo que tenemos y hacemos.

Nuestra vida y nosotros estamos hechos de infinidad de puntos, unos grandes y otros pequeños que, unidos, nos hacen ser quienes somos. Con nuestros éxitos y fracasos, nuestras decisiones, nuestros miedos y momentos de valentía…pero todos, unos y otros, son parte inseparable de lo que somos.

Mi punto de inflexión mas reciente fue un cúmulo de puntos. Casi una cesta llena: ausencias, sensación de hastío, frustración, ganas de crecer, sensación de estar perdiendo y desaprovechando el tiempo….todo eso existía ya. Había planes para irnos a vivir a otro país en un plazo relativamente corto.  Y de pronto, me di cuenta de que faltaba menos de un año para ser oficialmente mayor. Los 40 acechaban. Ese fue mi punto de inflexión.

Con todo este rollo no quiero decir que tengamos que sentarnos  a esperar, nada más lejos. Si no justo al revés: que no desesperemos, porque si tiene que llegar, llegará, pero hay que trabajarlo. Los cambios son el resultado de un conjunto de vivencias, y tras muchas de ellas, de repente llega ESA. La que te empuja.  Pero eso sí, hay que estar muy atentos a todo lo que nos ocurre, puede que estemos viviendo un punto de inflexión…

street-933078_1920

CÓMO SABER VENDERSE

Tienes una idea brillante. Es “LA IDEA” pero además de tener que transmitirla bien, tienes que saber venderla. Preparas tu elevator pitch, pero llegado el momento resulta que LA IDEA no responde a una necesidad del mercado. O sí, pero no has sabido transmitirla bien. Porque muchas veces nos parece que vender lo de otro es mucho más fácil que lo nuestro propio. 

Cuando contamos el proyecto de otro, lo hacemos por propia iniciativa, sin presiones sobre el resultado, con sinceridad absoluta. Pero ¡Ay! cuando se trata de nuestro propio proyecto, cómo cuesta…¿No os pasa? Parece que estás adelantando la reacción negativa de quien se sienta con nosotros. Y esa idea tienes (tenemos) que borrarla de nuestra mente. 

Hoy Isabelle nos da unas pautas para saber cómo vendernos. Imaginemos que vender fuese un viaje con etapas: prepararlo, hacerlo…..y a ver qué pasa.

¿Y si vender fuese un viaje?

By Isabelle Auroux

¿Quién dijo que vender era algo malo? ¿Cuándo ocurrió esto? Y ¿por qué?

Llevo tiempo buscando respuestas a aquellas preguntas y mientras el tiempo pasa, he sacado dos conclusiones muy mías:

Por un lado, creo que viene de la imagen estereotipada del comercial, ese que llama a la puerta y casi sin que nos hayamos dado cuenta, esta sentado en nuestro sofá sacando enciclopedias o cualquier producto de su maletín machancándonos con razones para que le compremos.

Y también porque esta forma de “vender” nos da la sensación de estar siendo“manipulados”, poco libres para decidir lo que realmente queremos.

Con esta misma visión negativa de “vender” andaba yo hace años, antes de empezar a desarrollar mis habilidades comerciales.

El día que entendí que, absolutamente tod@s, en cada momento vendemos, ¡cambió mi vida! Y vendemos de todo, y a tod@s, familia incluida.

Si te encuentras en esta situación, frente a bloqueos o creencias que te hacen ver el hecho de vender como algo sucio, sigue el viaje que te propongo.

Las etapas para vender son las mismas que las que seguimos a la hora de emprender un viaje.

Aquí las comparto contigo:

  1. ¿Cuál es tu destino?

Elige a donde quieres ir, elige tu objetivo a la hora de vender.No te centres sobre ganar dinero, aunque por supuesto, siempre y aún mas siendo emprendedora, tienes que tener en mente los márgenes, lo importante es el objetivo detrás de tu servicio o producto. ¿Para que lo has creado? ¿Que aporta a los demás?

A mí, siempre me han gustado las personas, desde bien pequeña me apasiona entender lo que mueve a alguien, ponerme en su lugar y cuando puedo, hacer todo lo que esté en mi poder para ayudar a esta persona. Ese es mi objetivo en mi trabajo, a la hora de acercarme a las empresas para venderles proyectos de desarrollo: saber que voy a ayudar a humanizar un poco más la empresa, ayudar los individuos a cambiar, a ser más libres de sus comportamientos.  ¿cual es el tuyo?

  1. ¿Con qué espíritu vas?

Podemos irnos muy lejos de viaje si no vamos con el espíritu positivo, abierto, no habremos ido muy lejos. Tener ganas de aprender y aportar en vez de convencer al otro, es el espíritu clave para vender. Querer entender y sobrepasar nuestros posibles prejuicios es clave. Aquí te dejo el resumen de cuáles son a veces estos bloqueos que tenemos. http://thefreemeproject.com/es/10-reglas-para-venderse-como-mujer-en-el-seno-de-la-empresa/

  1. ¿Qué llevas en tu maleta?

Vender es entender, es conectar humanamente, para ayudar a solucionar una necesidad, un problema, una inquietud hasta crearla en algunos casos. Para ello, hace falta conocer bien lo que necesita el otro y eso solo lo logramos conectando y ganando la confianza.

Nuestra maleta tiene que estar llena de: conocimiento de nuestro producto/servicio, orgullo del mismo, actitud positiva, un kit de preguntas abiertas para conocer el otro y sus necesidades, las características y los beneficios de nuestro producto/servicio, posibles objeciones a nuestro producto/servicio, referencias/recomendaciones de personas con quienes hemos trabajado anteriormente, una frase de ataque sobre nuestra valor añadido…

Aquí te dejo una lista de 10 accesorios que tienes que llevar en la maleta. ¡Siempre te serán de ayuda!

isabelle.png

Y como bien sabes, una viaje se aprovecha, disfrutando a tope del momento. ¿Cómo? Con los oídos bien abiertos y conectando a nivel humano.

¡Feliz viaje!

¿Qué os ha parecido? Yo tengo que cambiar el chip también, porque “venderme”, cotar mi proyecto, mi IDEA, no debe ser algo malo, si no que tengo que verlo como una posibilidad de viaje de lo más enriquecedor.

 

TE PRESENTO A: BURBUJA CREATIVA

Historias de mujeres reinventadas que creen que sí se puede.  Les ponen la zancadilla, tropiezan y se levantan. Y, lo que es más, que se lo demuestran a ellas mismas y a los demás a diario. Esas historias me encantan, porque me inspiran y me hacen creer. 

Si además las “vueltas que da la vida” te llevan a querer aportar tu granito de arena, a intentar dejar tu huella en un aspecto tan importante como es la creatividad de los niños en una etapa tan “peculiar” como la adolescencia, pues me convierto en todavía más fan. 

ZONA GEOGRÁFICA: Madrid

SECTOR: formación creativa para la infancia y la adolescencia

¿QUIÉN ESTÁ DETRÁS DE BURBUJA CREATIVA?

BURBUJA-CREATIVA-STORY-TELLER-114.jpg

BEATRIZ RODRIGO, emprendedora, en continua formación, apasionada por todo, y por fin siguiendo mi destino curioso, divertido y aventurero. Digo por fin, porque antes creo que iba siguiendo el destino que me autoimponía por el entorno; siempre en el mismo carril, y mirando por la ventanilla otros paisajes y personas que pasaban.

Un día mi tren descarriló y me tuve que bajar; podía haberme quedado esperando a que me vinieran a rescatar, pero decidí salir de aquella catástrofe por mí misma. Empecé a andar y pisar arena, mojarme en charcos y saltar de piedra en piedra. Los paisajes se convirtieron en experiencias, y las personas en amigos y compañeros de camino. Lo pasé mal, muy mal, porque estaba acostumbrada a ir sentada en el tren en un vagón de primera; pero descubrí que haciendo el mismo camino andando, ya era otro camino distinto. Lo sencillo, el detalle, un gesto es ahora el foco de mi atención, es lo que me emociona y motiva para seguir caminando. De esta forma en cada pasito que doy me voy conociendo un poquito más, y este autoconocimiento me ayuda a conectar con los demás.

¿CÓMO EMPIEZA TODO?

Empecé mi nuevo recorrido, junto con mis hermanas, en Luna de Papel ( La juguetería más bonita de Madrid). la experiencia con la que más disfrutaba era el diseño y la participación en los talleres de manualidades con los niños.  Digo participación porque yo proponía, y ellos disponían. La interacción era espontánea, y el feedback inmediato y no contextualizado, es decir los niños se expresaban tal y como eran, espontáneos y libres.

¡¡Y lo mejor de lo mejor!!… las personas que empecé a conocer comprometidas con hacer un mundo un poco mejor. Y ¿por dónde empezamos? ¡Por la educación!. Personas que no figuran en grandes instituciones, ni pertenecen a colectivos normalizados, pero personas que han tenido fortísimas experiencias vitales,  que se expresan de corazón a corazón, y que conectan con otras personas desde el alma, creando vínculos sólidos y duraderos.

Uffff…qué melosa me pongo, pero es así. Si me oyera mi otro yo, mi personalidad de “añosa” me tacharía de friki y loca de la colina. Pero aquí se está tan agustito…ummm. No lo cambio por nada.

Bueno, que me enrollo…

Esto me llevo a crear un espacio propio e independiente donde pudiera poner a disposición de los demás todos estos recursos, generar VALOR, y también, como no, generar ingresos suficientes para vivir dignamente. Un espacio en donde no hubiera limitaciones de contenido, técnicas o edad; y en donde todos pudiéramos participar de una u otra forma.

BURBUJA-CREATIVA-STORY-TELLER-112.jpg

UN LUGAR DONDE ENTUSIASMAR

Así surgió Burbuja Creativa…”un lugar para motivar”.

¿Por qué motivar? Por que a veces estamos tan saturados de información y de experiencias dirigidas, que nos falta motivación para iniciar algo por nosotros mismos.

Aquí no hablo de edad porque nos pasa a todos, pero yo me voy por el camino más fácil (es un decir, claro), que es intentar motivar desde “la niña que llevo dentro”, pero con la experiencia y la formación que tengo, a niños y adolescentes.

¿ Quieres aventurarte a empezar a diseñar tu vida?

Te damos un poquito de motivación para iniciar el camino:

Confianza y capacidad tienes de sobra, lo descubrirás jugando y construyendo.

¡La inspiración acompaña a la creatividad, y desde la emoción conectarás con las personas que te ayudarán en esta aventura!

¿Cómo? Todos somos CUERPO-MENTE-ALMA-EMOCIONES. Si conseguimos “TODOen1”, conseguimos SER talentos y empezar a diseñar nuestra vida.

Al cuerpo le gusta el movimiento y las habilidades, construir y jugar. A la mente el conocimiento en movimiento, pensar. Con las emociones sentimos y nos transformamos, y en el alma creamos conciencia y compromiso para con nosotros y con los demás.

Siempre con estas premisas, y con las habilidades que tenemos cada una de las personas que formamos este proyecto nos han salido unos cursos y talleres la mar de interesantes.

DISEÑO Y ARTESANIA.- Boceto de creación desde el boceto hasta la fabricación.

MODISTA A LA VISTA.- Diseño y creación de moda.

ORATORIA.- ¿Qué te gustaría contar al mundo?

FOTOGRAFIA.- Atención, observación y expresión.

COACH EDUCATIVO.– Guauuu, eres único!!

CREATIVIDAD Y ARTE.- Arte a través de los sentidos.

¡¡Y más que nos irán surgiendo!!

Todos en una ambiente de atención plena (mindfulness), en estado alto de energía (dinámicas energéticas), y feedback continuo (todos participan y comparten). Y se llevarán una experiencia completa como muestra de lo que pueden ser capaces. Ya saben dónde tienen el interruptor para ponerse en marcha y pasar a la ACCIÓN.

¿ADIVINAMOS EL FUTURO?

Nos encantaría externalizar este proyecto, y así aplicarlo con dinámicas que requieran de más espacio, participantes o medios…deporte, aire libre, grupos más grandes y diversos, etc.

LO QUE PEOR LLEVO ES:

¡¡Marketing!!…me vendo fatal. Me faltan mensajes claros y concisos. Además de un poco de cara para tirar de conocidos y amigos y que lo difundan.

Y así es la cabeza pensante tras Burbuja Creativa. El local es precioso y transmite todo aquello que pretende: calma, inspiración, creatividad. Y lo que más me gusta es que atiende a las necesidades de un grupo que parece que se nos olvida a veces pero que está en constante movimiento: los adolescentes. No es el único público, pero sí tiene actividades directamente enfocadas a ellos….que tanto lo necesitan.

BURBUJA-CREATIVA-STORY-TELLER-113.jpg

DE SITUACIONES INESPERADAS

Hasta hace 1 año justo, mi vida diaria era fácil de predecir: me levantaba, vestía a los niños y me iba a trabajar a la empresa en la que estuve los últimos 4 años. Entre las 6 y las 7 de la tarde llegaba a casa. Y empezaba la juerga: baños, cenas, jugar, deberes si había, preparar la ropa del día siguiente, hacer listas interminables de cosas pendientes, dejar hecha la comida del cole del día , acostarlos. A las 10, si no había sorpresas, un ratito de tele y a dejarme morir en el sofá, o directamente a la cama. Y siempre con el run run en la cabeza de “no me da la vida”, “mamá, mañana hay excursión y no tengo la gorra roja”, ” ¿por qué nunca vienes a buscarnos”?…y so on. Sumado a todo esto el que durante la mitad del año pasado, el padre de las criaturas, parte esencial de este puzzle, sólo venía a casa 1 de cada 3 fines de semana.

Eso junto con domingos de ansia pura, de continuo Sunday Night Blues, hacían que mi tiempo estuviese absolutamente estructurado, repartido, arañado y percibido como malgastado.

Hace 1 año justo mi vida dió un vuelco y decidí tomar las riendas. Ser yo la que decidía, y plantearlo de otra forma.

Hace 1 año justo que no trabajo para otros. Que no hay domingos de pesadillas, agobios por no llegar a todo lo que quería. No había culpa por no ir al cole. Ni malestar por esa excursión a la que otros padres iban y yo no. Mucha más libertad.

Todo pintaba estupendo: por fin puedo organizarme mejor y buscar mi yo. Y ese yo, esa nueva forma de intentar las cosas, lo haría disfrutando más de todo. Y permitiendo que disfrutasen más de mi mejor yo. Haría algo que me gustase, con lo que estaría mucho más feliz, y podría compaginarlo con mi vida familiar sin tantas cortapisas.

Me río de Janeiro……

Todo empezó con caras de sorpresa: “¡¿En serio que no tienes trabajo?!, entonces, ¿Somos pobres?” Explicación, y todo resuelto. Ánimos calmados. Vieron la parte positiva (mamá puede estar más con nosotros, y está mucho más contenta. Ahora todo es más relajado) hasta que llegó ella, la SITUACIÓN INESPERADA I.

Estábamos los 5 cenando, y mi marido y yo comentamos que al día siguiente hay que llevar a uno de ellos a una cita médica (sin importancia). Marido que dice “yo puedo salir antes sin problemas y los acerco, y así tú vas a ese taller que te interesa y en el que has quedado para explicar tu proyecto”. Respuesta inmediata casi de hijo mayor (casi 11 años): “Yo no me quiero meter, pero si mamá total no hace nada, y lo que hace papá es súper importante, sería mejor que nos llevase mamá”. Estupor por mi parte, cabreo e indignación por parte de su padre. Explicación ulterior.

Vale, parece resuelto.

SITUACIÓN INESPERADA II: “Mamá, hoy en el colegio hemos hablado de las ONG. Yo he explicado que llevas 1 mes yendo a diario a la ONG XXX para no aburrirte, porque te cansas de no hacer nada en casa” (aclaro que yo iba voluntariamente, sí, y ayudaba a organizar un evento de más de mil personas con fecha cerrada)

Ante mi cara descompuesta, corrige y añade rápidamente “Bueno, nada no, quiero decir que haces muchas cosas de la casa, pero eso no es trabajar. Ah, y lo de la web, pero eso es para divertirte”

Mmmm. A ver si me aclaro: de alguna manera, mis hijos perciben que quien no trabaja fuera de casa, no trabaja realmente. Y ese “quien” soy yo. Da igual que ahora pueda dedicarles más tiempo, que disfrutemos más y que estemos todos más relajados.  Da igual que cuando llegan a casa la cena esté hecha, la comida en la mesa, las camas recogidas…no me preguntan como antes qué tal me ha ido el día, porque dan por supuesto que “pues como todos los días, ya sabemos que has hecho todo eso en casa”. (y esto es una respuesta real).

Y así, en menos de 1 año, los 15 anteriores se borraron de un plumazo. Todos mis aparentes “méritos” adquiridos, a la basura. Todo lo que yo había hecho con anterioridad, sacrificios, esfuerzos, dividirme y casi clonarme, por el desagüe. Dan ganas de llorar, ¿eh? Y no penséis que mis hijos son unos consentidos maleducados, al menos no lo eran…Además su padre, parte fundamental del equipazo que somos, es mi mayor apoyo en todo, tema laboral incluido.

Así que, hundida en la miseria, pensando qué tipo de personas estoy educando, que el ejemplo que mi día a día ofrece es negativo, pobre e insuficiente, qué menosprecio tan enorme a la labor no visible de alguien, a un trabajo diario en casa y fuera, decidí darle la vuelta a la tortilla y verlo con cierto optimismo. Deduje que, si mis hijos tienen esa percepción, es porque valoran que una madre trabaje fuera de casa. Que mis años de culpa fueron sólo míos, y que yo solita me los tenía que comer con patatas.

Hasta aquí bien, cierto aprendizaje para ello que veo como algo bueno: son conscientes de que hay que esforzarse y sacrificar cosas para estar juntos y bien.

Y entonces empezaron a repetirse las preguntas de “¿Pero no vas a ir nunca más a una oficina? ¿Vas a estar en casa con el ordenador? Pues yo también quiero, ¿has estado jugando al Clash Royal?

Así que ahora me encuentro en la SITUACIÓN INESPERADA III: hay algo que no hago bien o, mejor dicho, que hago realmente mal, cuando no sé transmitir el valor de mi día a día.

Quizá sea que yo misma no lo valoro. Quizá sea yo la fuente de ese aparente menosprecio.

Esta mañana me hablaban de un fenómeno femenino frecuente: igual que nos flagelamos cuando algo nos sale mal, recriminándonos hasta la saciedad ese error, fallo o falta de acierto, tampoco sabemos aceptar lo que es un éxito. Cuando algo nos sale bien, que es mucho más a menudo de lo que solemos pensar, no damos valor a ese hecho, y nos escudamos muchas veces en “tenía el apoyo de fulanito”, “gracias a las enseñanzas de menganita”, “es algo fácil para mí”….

Así que efectivamente, tengo que cambiar el chip. Porque no hay mayor menosprecio que no dar aprecio, dice el dicho, y si ese aprecio no empieza por nosotros mismos, apaga y vámonos.

Así que sí, yo hago muchas cosas a diario: me encargo de la casa, de la compra, de llevar y recoger a los niños. Estoy dándolo todo por alcanzar mi sueño y poder desarrollar un proyecto que se convierta en una profesión, sentada ante un ordenador, sí, o ante un café. O en una reunión. O ….Pero hago muchas cosas. Termino muy cansada. Y feliz. Y eso vale mucho.

Hace 1 año justo yo vivía diferente. Y espero que de aquí a 1 año más, haya conseguido transmitirles que trabajar es trabajar, con o sin remuneración, dentro o fuera de casa. Y que lo respeten.

Siento la reflexión tan personal, pero es que necesitaba desahogo. Ya sabéis que soy nueva en estas lides…y quizá a algunos de los que leéis esto os pase también, o no….Me encantaría oíros.

Gracias por compartir este café (íntimo) conmigo.

office-336368_1920.jpg

 

CÓMO PONER PRECIOS A MIS PRODUCTOS O SERVICIOS

Decides que eres un buen profesional, buen en su trabajo. Te lanzas, decides emprender y ofertas tus servicios. Y antes de eso, surgen muchas preguntas, entre otras cuánto cobrar. Miles de dudas, y miles de respuestas. 

Hay muchas formas de pago, y aquí en the STONE & the SOUP proponemos las colaboraciones e intercambios como una de ellas. Un intercambio o una colaboración no implican gratuidad, simplemente son formas de pago alternativas a la monetaria. Pero para la gran multitud, entre los que me incluyo, lo habitual, lo que nos da de comer, es el dinero…Maldecido por unos pero apreciado por todos. 

Existen muchos artículos y estudios que inciden en la mejor forma de hacer un escandallo, el porcentaje a aplicar….Todos insisten en no olvidar que las horas invertidas en la realización tampoco son gratis (sólo hay que pensar que, si en lugar de hacerlo nosotros, tuviésemos que contratar a alguien, casi seguro que no sería de manera gratuita…) Pero todos esos artículos se quedan en la superficie, en lo obvio. Así que Asefem va más a allá y nos lleva a plantearnos una serie de preguntas previas.

EL ARTE DE VALORARNOS…Y SABER COBRAR

by ASEFEM

Llega ese día, el gran día en que por fin tienes un potencial cliente y te pide presupuesto…¡Qué drama!

 ¿Cuánto le cobro? ¿Será mucho? ¿Me lo aceptará? ¿Lo vale?

Esas son algunas de las preguntas e inseguridades que tenemos cuando llega la hora de valorar nuestro trabajo, nuestro conocimiento ¡y nuestra autoestima! Además hablamos de dinero. Ese tema tan peliagudo y tabú que mueve el mundo y motiva el espíritu emprendedor.
Seguir leyendo “CÓMO PONER PRECIOS A MIS PRODUCTOS O SERVICIOS”